Nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible en Fuengirola

El Ayuntamiento impulsa una ciudad más transitable y ecológica través de un nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible

El objetivo es disponer de una hoja de ruta adaptada a las nuevas necesidades de vecinos y visitantes, para alcanzar mayores cotas de sostenibilidad y mejorar la calidad de vida

La primera fase contempla la participación de sectores profesionales y colectivos de la ciudad mediante la relación de una encuesta

El Ayuntamiento de Fuengirola ha comenzado ya a trabajar en la actualización de su Plan de Movilidad Urbana Sostenible, con el objetivo de disponer de una hoja de ruta adaptada a las nuevas necesidades en la materia que permita un desarrollo responsable y respetuoso con el medio ambiente que mejore la calidad de vida de la ciudadanía. Así lo ha dado a conocer esta mañana la alcaldesa Ana Mula, quien, junto con la concejala de Innovación, Isabel González,  ha destacado que esta acción va a permitir conocer las necesidades e ineficiencias del actual modelo y, en base a ellas, planificar y programar las actuaciones pertinentes en todas las áreas que afecten a la movilidad del municipio.

“Las organizaciones mundiales y los países están poniendo en marcha un cambio global de nuestros modos de vida para evitar las serias consecuencias que diagnostica la comunidad científica para el futuro. Es lo que conocemos como Agenda 2030. Esta declaración de intenciones plantea una serie de objetivos, entre ellos, desarrollar modelos de ciudad más sostenibles y menos contaminantes. Y eso pasa por modificar nuestros actuales modelos de movilidad”, ha explicado la regidora.

De esta forma, como ha continuado, este proceso servirá para adaptar el documento a las últimas regulaciones tanto a nivel nacional como europeo en materias de calidad del aire, contaminación, motorización, cambio climático, nuevas tecnologías e innovación. La misión de dicha actualización es contribuir a la mejora del medio ambiente urbano, fomentar los medios de transporte públicos y la intermodalidad, evitar la superación de los estándares de ruido, desarrollar una planificación territorial y urbanística en base a nuevas modalidades de transporte, y mejorar de manera integral la seguridad en todos los modos de transporte y la seguridad vial.

El trabajo se inicia con  una primera fase, que será de tipo participativa y de recopilación de datos, de manera que, además de testar a colectivos, se procederá a la difusión de encuestas para valorar distintas cuestiones relacionados con la movilidad, desde la forma de realizar los desplazamientos, los flujos circulatorios tanto de personas como de vehículos, los espacios urbanos disponibles susceptibles de nuevos usos e itinerarios como el de los vehículos de movilidad personal o las bicicletas y la idoneidad de los equipamientos públicos que favorecen esa movilidad, tales como los aparcamientos.

“Contar con todos los sectores implicados, como pueden ser, en este caso, los taxistas, o el servicio de autobús urbano, entre otros, es muy importante. Fuengirola la hacemos entre todos. Por lo tanto, iniciamos un proceso que va a sentar las bases del futuro de la movilidad de Fuengirola, y en consecuencia, de un nuevo modelo de ciudad más transitable, más sostenible y más respetuosa con el medio ambiente”, ha finalizado Ana Mula.

La redacción de este proyecto ha sido adjudicada a la empresa Ubiquity Consulting por un importe de 14.883 euros, que se ha comprometido a realizarlo en un plazo de dos meses.