Torremolinos aprueba definitivamente su Presupuesto Municipal con 60 millones destinados a políticas sociales

La luz verde a estas cuentas garantiza la prestación de servicios públicos y la atención a los vecinos y vecinas más vulnerables

(Prensa Ayto Torremolinos) Torremolinos ha dado luz verde a la aprobación definitiva de su Presupuesto Municipal con el que se garantiza que se destinarán un 55,27 por ciento del total de los recursos municipales a políticas sociales. Estas cuentas han conseguido ser refrendadas en el pleno municipal, tras  conseguir el Equipo de Gobierno el aplazamiento y fraccionamiento de la deuda que mantiene el Ayuntamiento de Torremolinos con la Tesorería General de la Seguridad Social, generada durante el gobierno del Partido Popular, y que se ha reducido en más de 30 millones de euros en los últimos seis años.

El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, ha mostrado su “satisfacción al poder contar con el apoyo de la mayoría del pleno para que Torremolinos vaya dejando atrás la pesadilla económica en la que nos hemos visto inmersos, al tener que abonar mensualmente una cifra superior al millón de euros mensuales a las diferentes administraciones con las que mantenemos una deuda. Por fin podemos ver la luz al final del túnel, ampliando las partidas destinadas a las políticas sociales y a la atención de los vecinos y vecinas más vulnerables, sabiendo que podemos contar al mes con una partida de 1,2 millones de euros que se destinarán al pago a proveedores”.

 

La aprobación definitiva del presupuesto ha llegado gracias “al voto a favor de los concejales del equipo de gobierno, así como de los concejales Nicolás de Miguel, David Obadía y Lucía Cuín, que han demostrado un excelente compromiso con la ciudad a la que representan, ayudando a que podamos crecer como municipio, siempre del lado de las familias que más nos necesitan”, ha manifestado Ortiz, quien ha recordado que “estamos saliendo de una pandemia mundial que nos ha afectado a todos y todas en lo social, sanitario y económico. Es un momento de recuperación, de redundar en el bienestar de la ciudadanía y con un claro objetivo de modelo ciudad que permita aumentar la calidad de vida de nuestros vecinos, ser más atractivos para el turismo y reforzar la actividad económica de la ciudad, siempre de la mano del diálogo y el acuerdo no solo con los concejales de la oposición, sino con el resto de administración públicas y el sector privado”.

Por su parte, Maribel Tocón, concejala de Hacienda, no se ha querido centrar “en las piedras en el camino que otros grupos como el Partido Popular, causante de la deuda, han intentado poner en el camino para seguir sumidos en los problemas económicos que nos impidan garantizar la prestación de servicios y estar del lado de las familias que más nos necesitan. Vamos a seguir trabajando y centrados en el modelo de ciudad en el que creemos, que no solo se construye diariamente sino que consigue el aval y el reconocimiento gracias a las certificaciones que nos otorgan otras administraciones y asociaciones que premian la calidad y la seguridad del municipio”.

 

“Seguiremos trabajando por una ciudad que cuenta con unos pilares básicos basados en la igualdad, convivencia y solidaridad, pero que con la gestión económica que hemos llevado a cabo, y con la que se ha reducido la deuda en casi 100 millones de euros, podemos aspirar a nuevos retos ilusionantes que nos permitan seguir creciendo y transformándonos en un Torremolinos cada vez mejor”, ha asegurado Tocón.

Entre las partidas que conforman el presupuesto aprobado definitivamente se encuentran “las encaminadas a dotar de más accesibilidad al municipio, para facilitar la vida a las personas con diversidad funcional, a petición de la concejala Lucía Cuín. Además, y como signo de la apertura de este gobierno y el constante diálogo, las cuentas también conllevan una partida de 600.000 euros que se repartirán en subvenciones directas al tejido comercial de la ciudad, tras la propuesta realizada por el concejal de Ciudadanos, David Obadía”, ha anunciado Tocón.

“Son unas cuentas municipales que apuestan por un aumento presupuestario destinado a la ayuda a las asociaciones con fines sociales, comerciantes, taxistas, clubes deportivos, proveedores, así como la primera partida destinada a poner en valor las tradiciones del municipio. Creemos además en un modelo progresivo de las ayudas y subvenciones, con un plan que pretende ayudar a quienes menos tienen. Queremos que la familia que menos tiene, reciba aún más. Es lo que entendemos como justicia social”.