Un concesionario confiable es clave para conseguir un coche usado de alta calidad

La alternativa de hallar un vehículo en perfecto estado y garantizado durante al menos 12 meses, ofrece tranquilidad al momento de elegir un coche en el que invertir. Empresas como Carsol en Málaga ahorran el tiempo de búsqueda, al ofrecer coches de ocasión y seminuevos, con garantía de calidad, además con posibilidades de financiación.

Adquirir un coche de ocasión es el sueño de la mayoría de las personas, no obstante,  lograrlo puede ser difícil si no se cuenta con el presupuesto necesario para ello. La opción de comprar uno de segunda mano es vista con escepticismo por algunas personas, pero si se toman las medidas adecuadas, se puede concretar el mejor negocio de la vida.

La primera recomendación es elegir un concesionario de vehículos de ocasión o seminuevos y revisar sus ofertas, lo principal es que se trate de una empresa confiable. Uno de los sitios más recomendables al respecto es www.carsol.com, que pertenece a un conglomerado de empresas con más de 40 años de presencia en el sector automotor y oficinas en la Costa del Sol, Ronda y Algeciras.

Vehículos seminuevos

La idea de tener un coche es poder desplazarse cuando sea necesario sin contratiempos, por ello es imperativo estar seguros de que podemos elegir un vehículo que esté en las mejores condiciones posibles.

En el caso del concesionario Carsol, allí efectúan un proceso de revisión exhaustiva de cada parte del vehículo, lo que permite tener una garantía de al menos un año, además de abrir la opción a planes de financiación elaborados según las posibilidades de pago de cada cliente.

Más de 100 vehículos de ocasión y seminuevos se encuentran en el concesionario Mijas Carsol, en Málaga, con más de 1.800 m² de exposición. Hay diferentes modelos de coches Nissan, Mercedes, Renault, Dacia, Mini, Mercedes, Hyundai, BMW, entre otras marcas. Además, cuentan con personal especializado que ayuda a seleccionar la alternativa que sea más conveniente.

¿Qué detalles se deben valorar?

En Carsol son especialistas en la venta de vehículos de ocasión con un solo dueño y muy poco kilometraje, algunos usados por empresas de leasing. Los vehículos seminuevos son coches con poco kilometraje recorrido y en perfecto estado de carrocería y funcionamiento, además de ser modelos recientes.

Estas son las mejores alternativas que puedes encontrar para adquirir un coche, debido a que tienen potencial de más años de vida útil, lo que los convierte en una buena inversión, al ser poco probable que puedan dar problemas. Sin embargo, no estará de más revisar por cuenta propia las condiciones del coche antes de firmar su compra.

El primer paso al echar un vistazo al coche que se quiere comprar, es observar con detenimiento todos los ángulos, verificar el estado de la carrocería y la pintura. Es importante verificar que no existan abolladuras, la llamada “piel de naranja” o bultos que pueden advertir que se ha tenido que reparar.

En las ventanillas debe verse el logo de la empresa de fábrica, lo que permite saber si no fueron cambiados, producto de un siniestro o robo. También es importante ver que los faros, el logo y otras piezas exteriores sean originales. Adicionalmente es esencial ver que los mecanismos de luces, puertas, maletero y similares funcionan sin problemas.

Máxima observación para estar seguros

Los coches de segunda mano pueden ser una lotería, sobre todo si tienen gran kilometraje. Una buena manera de saber si el coche ha recibido un buen trato es revisar el libro de mantenimiento y las facturas por las revisiones periódicas del vehículo.

El estado interior también es una señal del trato que ha recibido el vehículo. Ver y probar el estado de los asientos (si están en buen estado, se adaptan a la estatura del conductor, etc.), el desgaste del volante, los pedales, el cinturón, son buenas muestras del trato que ha podido tener el vehículo.

Es esencial ver el estado del motor, y sobre todo, probar el coche funcionando. La idea es detectar si funciona bien, que no haga ruidos extraños, ver cómo funciona el sistema de climatización y el sonido, las luces, entre otros. Se trata de una inversión relevante y no se debe dejar nada al azar.

Gran parte de la revisión la hacen los concesionarios conocidos, por ello la elección de una empresa seria puede ahorrar mucho tiempo del trabajo de selección.