Ventajas del hormigón impreso en Madrid

Uno de los materiales que está creciendo en utilización en suelos tanto interiores como exteriores es el hormigón decorativo, y dentro de esa generalización, específicamente el hormigón impreso es uno de los preferidos por los usuarios.

El hormigón impreso, sea en Madrid o en cualquier otra ciudad de España, tiene una gran acogida entre los propietarios, sin importar si se trata de casas, pisos, edificios comerciales o espacios exteriores de uso intensivo, puesto que es un material cuya primera característica determinante es su capacidad para adaptarlo a las necesidades de durabilidad y uso que el usuario tenga, de manera que se entendería por qué su demanda ha crecido exponencialmente en los últimos años.

Durabilidad y resistencia

Si por algo se caracteriza el hormigón impreso es por su durabilidad. Así, una loza de hormigón bien instalada, por profesionales con experiencia en el ramo como PAVEX, asegurará una durabilidad que no se mide en años, sino en décadas.

Esa característica no solo es definitoria con respecto al ahorro de costes a largo plazo que tendría la decisión de instalar suelos de hormigón impreso, sino que va directamente emparentada con la resistencia del material.

El hormigón impreso es ideal para suelos que deben resistir inclemencias climáticas o usos intensivos, soportar mucho peso o estar expuestos a agentes que dañarían cualquier otro tipo de superficie. A todo ello, el material resiste casi que sin dejar marcas de desgaste, y es otra de las ventajas de su utilización en proyectos de toda envergadura.

Posibilidades infinitas de personalización y acabados

La calidad de los acabados es lo que termina atrayendo a los usuarios a empresas como PAVICONJ, líderes en su ramo y con más de 15 años de experiencia en el sector, porque es una obviedad que el hormigón impreso destaca por ambas cuestiones.

Aunque se utiliza la misma base simple de mezcla de materiales para conseguir una loza de características aparentemente indestructibles, en la última etapa de su proceso se pueden añadir tantos pigmentos como se deseen, logrando una capacidad de personalización y colorido muy íntima e individual, adaptándose totalmente a las necesidades de los usuarios que confían en este material para sus suelos interiores y exteriores.

Pero es en los acabados donde se hace hincapié. El hormigón impreso, gracias a sus moldes y patrones, puede imitar perfectamente a cualquier otro material, sin los costes o el mantenimiento de aquellos. Por ejemplo, un suelo de hormigón impreso con imitación de madera o mármol es posible, con mayor resistencia, durabilidad, y con mejor precio.

Ahorro de dinero

No se puede dejar de mencionar una de las principales cualidades del hormigón impreso, y es que potencia el ahorro de dinero en una obra en todos los sentidos.

Primero, porque se trata de un material del que se ahorran costes desde un primer momento, gracias a la poca necesidad de recursos complejos para su obtención.

Segundo, porque apenas requerirá de mantenimiento, salvo la limpieza habitual que se realizaría en suelos de todo tipo, por lo que cuando se comparan las necesidades de mantenimiento y la durabilidad de esta instalación, lo que se deja de gastar es una cantidad de dinero importante.

Y finalmente, algo que no se debe obviar, es que el coste por metro cuadrado de hormigón impreso es mucho menor al de la madera, la roca, la pizarra o el mármol, suelos que a menudo se imitan con el hormigón impreso y que están entre los más deseados por los usuarios.

Rapidez de instalación

Empresas como GALISTAR se especializan en la ejecución de proyectos donde la pavimentación con hormigón impreso está presente.

Y una de las ventajas de contar con empresas como estas y de contar con el hormigón impreso como material es su rapidez de instalación, ya que las losas se fabrican con anterioridad en las naves industriales de estas empresas, y se llevan listas al lugar de instalación final, por lo que en un día o en cuestión de unos días un proyecto puede tener un suelo nuevo, de calidad y durable, ahorrando semanas o meses con respecto a otro tipo de soluciones.