La limpieza y desinfección en el gabinete dental

Siempre ha sido fundamental la limpieza y desinfección de los centros y establecimientos sanitarios. En las clínicas dentales, la asepsia es aún si cabe más estricta. Se trata la salud bucal de personas y es una de las principales puertas de entrada a infecciones. Siguiendo, una serie de normas en base a los protocolos de actuación fijados por el Consejo General de Odontólogos de España.

Antes de que el paciente pase a gabinete para realizar su tratamiento dental, se limpian todas las superficies que hayan podido ser contaminadas, bien sea por contacto directo o por su propia salivación.

Con cada paciente se limpia el sillón dental, las encimeras, las puertas y todo el instrumental utilizado, con un desinfectante cuya base de compuesto químico es glutaraldheído. Según el tratamiento a realizar se usan un tipo de instrumental u otro y por tanto requieren ser sometidos a procesos diferentes, todos igual de efectivos en clínica dental Málaga

En odontología existen dos gamas de materiales: unos de un solo uso que se desechan tras finalizar con cada paciente, tales como vasos, baberos, aspiradores… y la otra gama de materiales que se pueden esterilizar.  De los materiales desechables utilizados hay unos que son denominados punzantes o cortantes. Dichos materiales, una vez usados, se echan en un contenedor específico y este es retirado por una empresa específica para su correcta destrucción.

El instrumental esterilizado es aquel en el  que está asegurada la eliminación de cualquier forma de vida para evitar las infecciones. Para corroborar que el ciclo de esterilización de las máquinas destinadas a esta labor, llamadas autoclaves, ha finalizado con éxito, en cada bolsa de esterilización se introducen unos test químicos que determinan con su cambio de color la correcta esterilización de las mismas. Además semanalmente se realizan unas pruebas de esporas al autoclave para corroborar su buen funcionamiento.

A la hora de la toma de impresiones dentales, bien sea con alginatos o con siliconas, estas son sometidas a un proceso de desinfección correcto para así garantizar a los profesionales del laboratorio un trabajo sin riesgos. De igual manera, una vez finalizado el trabajo por parte del laboratorio y en el clínica es recibido, vuelve a ser sometido a una nueva desinfección antes de que llegue a boca del paciente para realizar su tratamiento.

Al finalizar cada jornada laboral, se realiza una asepsia mas completa. Se usan unos líquidos que pasan a través del sistema de aspiración de cada equipo dental para su correcta desinfección. Se eliminan los líquidos en los que echamos el instrumental a diario para su posterior esterilación y poder se renuevan al día siguiente. Antes de la esterilización del instrumental lo desinfectamos, secamos y embolsamos para su correcta esterilización.

Con la incorporación del Covid-19 a nuestras vidas hubo que adaptarse a las nuevas medidas de asepsia y desinfección del gabinete y a los nuevos protocolos de actuación. En Rincón dental se ha reaccionado a las nuevas normativas con total tranquilidad puesto que todas aquellas medidas «nuevas» adoptadas por el Consejo General de Odontólogos de España, ya se venían aplicando con anterioridad.