Iniciativa del pueblo andaluz pide al ayuntamiento la elaboración de una moción institucional estableciendo una moratoria a la implantación de megaplantas fotovoltaicas

Iniciativa del pueblo andaluz pide al ayuntamiento la elaboración de una moción institucional estableciendo una moratoria a la implantación de megaplantas fotovoltaicas o líneas de evacuación eléctricas en el término municipal de mijas

(Comunicado prensa Iniciativa del Pueblo Andaluz) Iniciativa del Pueblo Andaluz ha solicitado cita con el alcalde de Mijas, junto a la Alianza Energía y Territorio (ALIENTE) y la Asociación Valle Natural Rio Grande, para que en próximas fechas se genere una moción institucional al pleno municipal del ayuntamiento mijeño solicitando una moratoria en el desarrollo de cualquier autorización dispuesta para permitir la instalación de megaplantas fotovoltaicas e infraestructuras anexas (líneas de evacuación) en el término municipal de Mijas.

Iniciativa invita a todo el tejido asociativo mijeño a sumarse al MANIFIESTO EN DEFENSA DEL PAISAJE RURAL, LA BIODIVERSIDAD Y EL PATRIMONIO CULTURAL DE ANDALUCÍA al que ya se han adherido más de 130 organizaciones andaluzas y unas 260 personas vinculadas a la ciencia. En este manifiesto se insta sobre todo a pedir una moratoria de instalaciones fotovoltaicas de más de 5 MW hasta que se regularice con la responsabilidad de cubrir las necesidades energéticas de este país y no como hoy está planteado donde lo que prima es la exportación de energía a terceros países.

Tomás Maeso (representante de Iniciativa) ha dicho que es importantísimo para un país totalmente dependiente en el uso de combustibles fósiles procedentes de terceros países para su funcionamiento energético una transición ecológica y energética coherente. Es más, la misma ante los acontecimientos ya innegables del calentamiento de la tierra es casi vital para un futuro sostenible del planeta donde la vida humana sea posible. Pero, ha comentado, la misma no se puede realizar bajo parámetros al uso del oligopolio actual de la energía usando las mismas técnicas de destrucción territorial que han realizado durante décadas. No es factible entender la energía como un bien de mercado cuando de lo que hablamos es de un recurso natural tan necesario para la vida como el agua, el aire o la propia comida que el oligopolio quiere ocupar cercenando una agricultura sana en el territorio ocupado.

Desde Iniciativa entienden que la trasformación energética del sistema debe ser concebida desde una visión no mercantilista donde lo primordial sea la planificación de las necesidades de las poblaciones para así poder satisfacerlas buscando el progreso de las comunidades vecinales. Es más, desde Iniciativa apuestan por el impulso de cooperativas o entidades locales de energía que deberían ser generadas desde la municipalidad para abaratar en principio el coste energético de sus vecinas y vecinos, y a la vez poder generar riqueza por medio de la instauración de un sector industrial productivo que no vea la energía como un coste difícil de asumir.

Iniciativa no está en contra de las energías renovables, ha recalcado Tomás Maeso, ya que en si el partido nació como una fuerza política ecoandalucista donde desde el minuto uno hemos dicho que la verdadera fuerza que impulsaría el futuro andaluz vendría de la mano de la gestión de las energías renovables generadoras de un cambio a la industrialización del pueblo andaluz. Quienes están en contra del progreso de Andalucía son aquellas personas que hablan desde los dictados de las puertas giratorias que dicen trabajar por una Andalucía servicial cuyo único recurso de progreso es el turístico. Añade, que, en sí, hoy por hoy, ni a ese sector respetan con la instauración en miles y miles de hectáreas de cientos de megaplantas fotovoltaicas que están poniendo en peligro territorios como el recién aclamado Parque Nacional de la Sierra de las Nieves.

En Mijas hay prevista una línea eléctrica de alta tensión de evacuación de la energía producida. La misma viene desde Almogía donde hay prevista la instauración de un número aun indeterminado de megaplantas fotovoltaicas. Eso nos dice que posiblemente en su recorrido se instauren más instalaciones hoy no previstas. Ha planteado Tomás Maeso que este ayuntamiento debe poner su postura ante el posible desastre al municipio mijeño y su actual bien de riqueza prioritario, que no es otro que su territorio explotado dentro del sector turístico.

Han ultimado el comunicado con una propuesta y es que una sociedad no puede ser dependiente de nada y mucho menos de un contador que cada vez que marca le está diciendo que el recibo de la luz es una tenaza opresora al bienestar social. Las revoluciones verdes se hacen pintando de verde el territorio y no destruyéndolo. Se hace poniendo los paneles fotovoltaicos en los tejados y no en nuestros más valiosos valles como el del Guadalhorce o del Río Grande.