Servicio de Aerovigilancia con drones en Fuengirola

Demostración de vuelo de dron

Fuengirola aumenta la seguridad de todas sus playas con el servicio de aerovigilancia con drones

Es el segundo año consecutivo que cada puesto de mando contará con un helipuerto y como novedad, dispondrán  de desfibriladores para actuar en casos de emergencia

Estos dispositivos facilitan la prevención y localización de incidencias y pueden ofrecer unos minutos de ventaja vitales para salvar vidas con el flotador que pueden lanzar a bañistas en apuros

(Prensa Ayto Fuengirola) Todo el litoral de Fuengirola contará con drones del servicio de aerovigilancia para reforzar la seguridad de usuarios y bañistas. Así lo ha manifestado esta mañana la alcaldesa Ana Mula, que ha visitado uno de los cuatro puestos de mando de Salvamento y Socorrismo que cuenta con un helipuerto, desde donde operan los encargados de estos aparatos. Estos dispositivos, además de facilitar la prevención y localización de incidencias, pueden otorgar unos minutos de ventaja vitales para salvar vidas con el flotador que pueden lanzar a bañistas en apuros mientras llegan los guardavidas. Además, este verano como novedad, disponen de un desfibrilador cada uno de ellos para actuar en casos de emergencia. Al igual que el servicio de salvamento, funcionará a diario en horario de 11:00 a 20:00 horas, hasta el 15 de septiembre.

 

“Que las playas de Fuengirola reciban, año tras año, reconocimientos internacionales por la excelencia de sus servicios, no es casualidad. Contamos con el 100% de nuestro litoral con Banderas Azules porque trabajamos incesantemente para mantener nuestros arenales en perfectas condiciones y para mejorar las prestaciones que ofrecemos a nuestros vecinos y visitantes. Hace cuatro años, fuimos pioneros en incorporar drones para auxiliar al servicio de salvamento y socorrismo de nuestras playas. A día de hoy, son muchas las localidades que lo hacen y somos referente en este sistema innovador, que es tremendamente útil para salvar vidas en nuestro mar”, ha manifestado la regidora.

De esta forma, ha continuado explicando Mula, “mientras antes contábamos con un solo punto, por segundo año consecutivo, vamos a tener estos dispositivos en nuestras cuatro playas. Toda nuestra costa estará aerovigilada. Para ello, tendremos un helipuerto en cada puesto de mando del servicio de salvamento y socorrismo, donde operarán los encargados de estos aparatos”.

 

Los drones están destinados a labores de prevención y salvamento marítimo mediante el lanzamiento de un dispositivo inflable (salvavidas). Es decir,  facilitan la labor de prevención y localización de posibles incidencias, pero también pueden suponer unos minutos de ventaja vitales para salvar vidas humanas con el flotador que incorporan y pueden lanzar al bañista en apuros, mientras llegan los socorristas.

Al igual que el servicio de salvamento, el de aerovigilancia funcionará a diario en horario de 11:00 a 20:00 horas hasta el 15 de septiembre. Este servicio se ha adjudicado a la empresa Aeromedia UAV SL por un importe anual de 123.420€ IVA incluido.

“Por lo tanto, volvemos a reforzar la seguridad en nuestras playas con esta prestación, a los que hay que sumar el dispositivo de salvamento y socorrismo, compuesto por 55 personas; los 22 agentes de la Policía Local del servicio especial de verano; y los catorce vigilantes de playa. Todo esto, como decía al principio, es en sí mismo una de las razones por las que la calidad de nuestras playas es reconocida una y otra vez. Nuestros vecinos y visitantes pueden estar tranquilos, tenemos todos los medios para cuidar de la integridad de todos”, ha asegurado la alcaldesa.

Características de los drones

Los dispositivos que componen el servicio de aerovigilancia son de tipo cuadricóptero, capaces de volar con tres motores si uno falla; cuentan con sistemas de detección de otras aeronaves (adb-s) y anticolisión perimetral mediante infrarrojos, lo que permite al dron detenerse al detectar un obstáculo. Esta característica ofrece mucha seguridad para el trabajo en playas. Además, los drones tienen un sistema de doble batería de gestión inteligente, lo que les posibilita volar con una sola batería si una falla, así como con un altavoz conectado con emisora para dar indicaciones cuando sea necesario.

 

Cuentan con capacidad de transporte de desfibriladores u otras cargas a los lugares que se precisen, así como una cámara orientable con zoom óptico de 32 aumentos (esto permite identificar facciones, matrículas de embarcaciones u otros elementos desde más de 500m de distancia), por lo que la labor de apoyo a la vigilancia de los socorristas o la policía se puede hacer de manera muy eficaz y con un rango de actuación muy grande. La cámara se gestiona muy fácilmente desde la pantalla táctil de la emisora del dron.

Su autonomía de vuelo es de 55 minutos. El tiempo de vuelo real con la carga de pago (Cámara y Salvavidas es de unos 40 minutos). Este aspecto es de destacar, ya que una misión de vigilancia ocupa unos 10 minutos y una de socorrismo otros 10 minutos, por lo que esta autonomía de vuelo ofrece mucha seguridad y capacidad de reacción.