Alcaldes se reúnen en Álora ante la preocupación de la implantación de mega parques fotovoltaicos

Los alcaldes y alcaldesas de Almogía, Alozaina, Álora, Ardales, Carratraca, Cártama, Casarabonela, Coín, Monda, Pizarra, Tolox, Valle de Abdalajís y Yunquerahan mantenido esta mañana una reunión con el delegado de Desarrollo Sostenible, José Antonio Víquez, en la cual le han transmitido la preocupación e inquietud de los municipios ante la implantación masiva de mega parques fotovoltaicos, haciendo hincapié en que no están conformes con dichos mega parques, tal y como están planteados.

No hay una planificación de la instalación, ni autonómica ni estatal. Tampoco existen limitaciones algunas de tamaño o potencia. Por ello, reclaman una moratoria a las administraciones, periodo durante el que se puedan estudiar todos los proyectos en su conjunto, que ya ascienden a 109 en la Provincia.

En una reunión celebrada hace un par de semanas, los alcaldes y alcaldesas manifestaban lo siguiente:

– Apoyamos el despliegue de las energías renovables, pero de una forma controlada, ordenada y consensuada con el territorio.

– Con respecto a los proyectos en curso, manifestamos nuestra posición contraria a su ejecución, por considerar que el impacto acumulativo de los parques es devastador y desmesurado para la zona y para la Provincia.

– Los proyectos en marcha presentan tal envergadura que afectarían de forma negativa e irreversible la forma de vida de nuestros vecinos y vecinas, la biodiversidad de la zona, el turismo rural, la agricultura, la ganadería, la hostelería, el comercio y el valor paisajístico.

– Hemos solicitado al subdelegado del Gobierno en Málaga la paralización de los proyectos en trámite y un estudio pormenorizado que regule y zonifique la instalación de los parques desde el respeto al territorio, a su modelo de desarrollo y a sus habitantes.

– Apostamos por una transición energética justa y ordenada, basada en la integración con el entorno, la generación de renovables distribuidas, el ahorro energético, el autoconsumo, la utilización de corredores eléctricos existentes, el soterramiento de las líneas de evacuación y la limitación del tamaño y producción de cada planta, entre otros aspectos.