Las playas de Fuengirola permanecerán cerradas en la Noche de San Juan

La alcaldesa ha firmado un bando pidiendo la colaboración de la ciudadanía durante la jornada nocturna del 23 al 24 de junio

Un dispositivo compuesto por más de una treintena de agentes y vigilantes velarán por el cumplimiento de las medidas establecidas en esa norma

El Ayuntamiento de Fuengirola cerrará las playas durante la próxima Noche de San Juan. La alcaldesa, Ana Mula, ha emitido un Bando por el que se decreta esta medida “a tenor de la situación epidemiológica actual y con la finalidad de seguir conteniendo la propagación de infecciones causadas por el virus del COVID-19”. Las playas del municipio permanecerán cerradas desde las 22:00h del día 23 de junio, hasta las 8:00h del día 24 de junio de 2021.

El mismo documento, continúa relatando que “los agentes de la Policía Local y el resto de Áreas Municipales competentes, para garantizar el cumplimiento de lo dispuesto en este Bando, adoptarán las medidas que estimen oportunas de conformidad con lo previsto en la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local, en la Ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas y en el Real Decreto 876/2014, de 10 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de la referida Ley”.

Por ello, la administración local ha previsto un dispositivo de seguridad especial, compuesto por más de una treintena de agentes entre miembros de Policía Local (17), Vigilantes de playas (14) y la participación de Policía Nacional, que funcionará toda la noche y cuyo objetivo principal será velar por el cumplimiento de lo establecido en el edicto emitido por Alcaldía.  Además, las luces existentes a lo largo de todo el litoral, permanecerán encendidas durante toda la noche.

El Ayuntamiento quiere hacer un llamamiento a la colaboración a todos los fuengiroleños y visitantes. De hecho, el comunicado oficial pide la “máxima comprensión y colaboración para garantizar la salud pública”. Por otra parte, la tirada de fuegos artificiales prevista para la noche del 23 de junio en la playa de San Francisco, se ha anulado con la intención de evitar aglomeraciones.