‘Chavalas’, la película de la amistad femenina, el barrio y la autoaceptación

(Redacción: Mar Bassa, Fotografía: Juan Manuel Torres) Siempre nos venden que vamos a ser algo en la vida, que vamos a llegar lejos y vamos a conseguir todo lo que nos propongamos. Y muchas veces no es así. Y no está mal. Y hay que aceptarlo. Esa es una de las ideas que refleja la película Chavalas, ópera prima de Carol Rodríguez como directora, que se estrenó ayer en el Teatro Cervantes y que compite en la Sección Oficial del Festival de Málaga.

“Es lo que yo llamo la ‘varita mágica’”, explicó Vicky Luengo, una de las protagonistas (Marta en la película), añadiendo que hay que aceptar el fracaso, que no tiene nada de malo volver al barrio de siempre después de haber estado en una gran ciudad. El elenco lo completan Carolina Yuste (Desi), Elisabet Casanovas (Bea) y Ángela Cervantes (Soraya).

Este largometraje está protagonizado por mujeres y en la rueda de prensa se reivindicó la necesidad de más proyectos como este, sin la necesidad de que también haya un hombre protagonista. De hecho, la directora contó que, al presentarlo, hubo revisores de texto que dudaron y preguntaron por qué no había una trama amorosa. Y sí que la hay: entre las cuatro protagonistas, su relación afectiva y su amistad. Se mostró tajante desde el primer momento y así sigue.

Aparte de tratar estos temas, también se busca defender al barrio, las costumbres, los orígenes. En realidad, este filme está rodado en Cornellá, donde se crio Carol Rodríguez. “Fue bonito rodar mi primera película en el mismo banco donde yo me sentaba, con el edificio de detrás desde donde mi madre me llamaba para comer”, contó. Además de contener vivencias autobiográficas, siendo su hermana, Marina Rodríguez, la guionista.

A Vicky Luengo le costó un poco conseguir interpretar a un personaje que a priori es antipático y cae mal, pero con el que luego se empatiza. Por el contrario, a Carolina Yuste y a Ángela Cervantes les resultó más fácil al haber crecido en un barrio, al igual que Elisabet Casanovas, que se crio a las afueras de Barcelona. Las cuatro logran transmitir todos esos valores con una muy buena actuación, incluso parece conocerse de antes del rodaje. Una amistad muy lograda.

Pero el pilar fundamental es el fracaso y la falsa idea de triunfar en la vida. Así lo remarcó la directora, que incidió en que no se le está dando importancia a estas falsas expectativas que engañan a toda una generación, los jóvenes, que se sienten frustrados por no llegar a esas “metas prometidas y sueños cumplidos”.

La película trata sobre el regreso de Marta a su barrio, en el que se encuentra con sus amigas de toda la vida y con las que ha pasado su adolescencia: Bea, Desi y Soraya. Aunque las cuatro sean distintas entre sí, tienen un lazo estrecho que las une y una amistad que es más fuerte que todas las trabas que deben superar y de las que se ayudan mutuamente. Se estrenará en los cines el 3 de septiembre de este año.