Torremolinos recibe una colección de más de 130 obras de arte popular religioso que dona el doctor Aser Seara 

El alcalde anuncia que el Ayuntamiento ya trabaja en la búsqueda de un emplazamiento permanente para esta colección, la  más grande de esta naturaleza de la provincia, que diversificará la oferta del destino

(Prensa Ayto Torremolinos) El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, acompañado de la concejala de Urbanismo y Comercio, Maribel Tocón, y el concejal de Cultura, David Tejeiro, ha firmado hoy la recepción de una colección de más de 130 obras de arte popular religioso que el doctor Aser Seara dona al Ayuntamiento y para la cual, el Gobierno municipal ya trabaja en la búsqueda de un espacio expositivo permanente para que residentes y turistas la puedan visitar según ha avanzado el alcalde. Un acuerdo al que ha asistido el doctor Aser Seara acompañado de la artista Elena Laverón.


“Esperamos que muy pronto podamos tener un emplazamiento definitivo para esta colección de arte iconográfico, y agradecemos eternamente al doctor Aser Seara su generosidad por ceder esta increíble colección a la ciudad de Torremolinos. Para este Gobierno municipal la cultura es una pieza fundamental de nuestro proyecto, y es nuestro deseo seguir sumando atractivos y ofrecer al visitante una experiencia cada vez más variada y completa”, ha asegurado el alcalde.


La donación, integrada en su práctica totalidad en esculturas de carácter iconográfico religioso, es la más amplia de esta naturaleza que hay en la provincia y posicionará a Torremolinos como referente dentro del segmento. Una  donación que responde al deseo del doctor Aser Seara de traspasar a la localidad las más de 130 obras que ha adquirido desde los años 60 y que a partir de ahora están en posesión del Ayuntamiento, que trabaja para poner en valor este catálogo a disposición de vecinos, vecinas y visitantes.


Con esta nueva adquisición, el Gobierno municipal prevé incrementar la oferta cultural de la ciudad para sumar nuevos atractivos para los visitantes y combatir la estacionalidad del destino. Una oferta que se suma a a la apuesta del arte urbano con la creación de grafitis en diversas localizaciones de la ciudad o la aproximación al arte a través de diversas obras de Elena Laverón en diferentes emplazamientos al aire libre de la ciudad.