Charlas conmigo misma: «Tus ojos»

Esperanza Mena

Se me están clavando como dos puñales
tus ojos serenos que gritan amor…
pero sin embargo, tus labios sellados
nunca me dijeron palabras de amor.

Pienso que no sabes decir lo que sientes,
o tal vez tú creas que es debilidad.
Se puede ser hombre y decir te quiero,
siempre que al decirlo sea la verdad.

No sé qué daría por oír tu boca,
decirme un te quiero una sola vez;
sabes bien que mi alma lo agradecería
y me dormiría tranquila después.