Las altas temperaturas hacen adelantar el dispositivo de control de plagas

Con la llegada de las altas temperaturas de forma anticipada este año también se han adelantado algunas de sus consecuencias, como son las plagas de insectos y de roedores. En las alcantarillas, en las calles y plazas y en los hogares de muchos ciudadanos ya comienzan a aparecer los insectos típicos de esta época del año.

Desde empresas como Higiser, control de plagas en Andalucía confirman lo que ya preveíamos, que este año las plagas se han adelantado como consecuencia de las altas temperaturas anticipadas y que ayuntamientos y comunidades de vecinos ya están contratando sus servicios para hacerles frente.

¿Qué plagas son frecuentes con las altas temperaturas?

Con la llegada del verano existen algunas plagas que incrementan su presencia en hogares y sitios públicos. La plaga más habitual durante esta estación del año es la de cucarachas, que aprovechan el calor y la humedad para reproducirse a gran escala e invadir todo tipo de espacios.

También proliferan a gran escala las plagas de hormigas, que invaden los hogares y entran en los envases de alimentos perjudicando la economía familiar. Sin olvidar una de las plagas más dañinas del verano, como es la de ratones. La población de ratones y ratas se multiplican durante la época estival y están presentes en todo tipo de espacios públicos y privados causando grandes daños materiales.

Otras plagas frecuentes durante el verano son las plagas de termitas o las plagas de orugas, que son más frecuentes en zonas donde existen parques y jardines aunque también llegan a los hogares si no lo evitamos. En definitiva, todo tipo de insectos y roedores que pueden causar grandes daños si no lo remediamos a tiempo.

Técnicas utilizadas en el control de plagas

Para el control de plagas se utilizan diferentes técnicas según el tipo de plaga que tenga lugar. Con la desinfección se logran desinfectar el lugar donde aparecen los insectos para que no puedan criar y reproducirse en ese espacio. Con la desinsectación se utilizan biocidas de baja toxicidad para hacer desaparecer plagas de insectos de forma efectiva.

También se utilizan otras soluciones, como la desratización en el caso de las plagas de roedores, que necesitan tratamientos más importantes para hacerlos desaparecer. En cualquier caso, todo el material para el control de plagas se aplica por personal especializado y por negocios registrados en el Registro de la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad.

Todos los productos contra las plagas cuentan con autorización para uso ambiental y de higiene alimentaria. Y es que el tratamiento de plagas utiliza siempre productos que no dañan a las personas ni al medio ambiente y que se centran en exclusiva en hacer desaparecer todas esas plagas tan molestas, que es su cometido.

Como se puede apreciar, son ya muchas las plagas que están comenzando a proliferar en Andalucía como consecuencia de las altas temperaturas y el buen tiempo. Hacerles frente con tratamientos de control de plagas aplicados por empresas profesionales del sector es la única solución efectiva para hacerlas desaparecer.