Mal estar y bien escribir

Crónica literaria por Fernando Gálligo Estévez (tresviernes@gmail.com)

Mal estar es un pequeño, pero muy intenso, libro del escritor mexicano Javier Zúñiga publicado en mayo de 2021. Se trata del volumen número 6 de la colección Harén de la editorial independiente malagueña Ediciones Azimut.

Javier Zúñiga reside en Cholula, Puebla (México), es autor de microrrelatos, cuentos y novela corta con obras publicadas desde 2008 en México, Argentina, Perú y España. Ganador en 2017 del Premio de Novela Corta Giralda (Sevilla) con su obra La bala de Johnny Deep, publicada ese año en España y México.

Jaén Santiago se desnuda

En Mal estar, su hasta ahora último y muy reciente libro publicado, desarrolla el continuo diálogo interior de su protagonista principal Jaén Santiago. A lo largo de sus  setenta y nueve páginas habla consigo mismo reflexionando sobre múltiples temas. Analiza la propia identidad, la relación con la amada siempre acompañándole y también sobre la soledad y la muerte. Oscilando entre la realidad y la fantasía, los sueños y lo palpable.

El libro es una confesión personal desnudándose de sus pensamientos, sentimientos y comportamientos más íntimos. Existencialista hasta lo más profundo,  en ocasiones muy lírico y temporalmente erótico. Pero siempre vitalista desde el éxtasis hasta la derrota.

Escrito en forma de prosa poética con párrafos intercalados entre las frases que a modo de titulares jalonan su recorrido. Su escritura nos hace entrar en su intimidad reflexiva y vital haciendo que en ocasiones nos identifiquemos fundiéndonos en Jaén Santiago. En cualquier caso, nunca quedando ajenos a su agitación interior, que bulle desde sus entrañas hasta hacerse carne consigo mismo y con la amada.

El viaje íntimo de la vida

Al escribir se derrama desde sus entrañas al exterior en sus turbulencias que le llevan y nos llevan en sus altibajos existenciales. Comedia y drama mixturizadas como es la propia vida en su deambular más allá del tiempo y del espacio.

“El futuro es algo que ya sucedió”, “Todo recuerdo es una ausencia”, “Nacimos para dejar de ser”, “Ser hasta en la mirada”, “Hay quien ve en el otro a sí mismo”, “Ni antes ni mañana, ahora sólo ahora”.

Su lirismo ondula entre el deseo y el delirio hasta llevarnos al paroxismo del hedonismo y de la desazón. A veces muy espiritual y otras muy carnal hasta la lujuria descarnada. En ocasiones enraizado entre las cuatro paredes de una habitación en Ciudad de México y otras fluyendo por la ciudad sin límites.

Desaconsejo su lectura para personas cerradas

Libro raro como el propio Javier Zúñiga me lo define, pero en cualquier caso libro muy personal e intimista. Leerlo pausadamente es acompañarlo en su viaje hasta aventurarnos en su mundo personal.

“Ni los recuerdos permanecen intactos”, “Es impredecible el deseo”, “Cualquier río es Heráclito”, “Vivo o muerto sueño que sueño”, “Naturalmente hechos para el amor”, “Tentado hasta perder voluntad”, “Sin que seas estás”.

Leer Mal estar no nos dejará indiferentes y según nuestro propio estado de ánimo su lectura será totalmente diferente en su huella emocional. Por ello, recomiendo leerlo varias veces distanciadas en el tiempo con meses de diferencia para “aprehenderlo” en lo más profundo.

No siendo un libro cómodo de leer, sí es muy recomendable hacerlo con actitud abierta para la apertura total. Siendo generosos recibiremos de su lectura mucho más de lo que pongamos de nuestra parte. Requiere lectores valientes que no teman desnudarse ni asistir al ágape de los protagonistas desnudos.