Continuidad Visual

Una de las características de la arquitectura actual es la continuidad visual. Se trata simplemente de unir espacios visualmente. Esta forma de distribuir distintos ámbitos nos da mayor amplitud, más luz. Al unir estas estancias que albergan variedad de usos conseguimos de alguna forma sumar las dimensiones de estos espacios en uno sólo, ganando en mayores superficies útiles, alturas, etc.

Además, la luz juega un papel muy importante, ya que podemos ganar claridad en espacios donde, por condiciones de la edificación, no llega de forma natural.

Esta estrategia de distribución de las construcciones se puede conseguir de distintas maneras. La más habitual es la agrupación salón-cocina-comedor, por ser usos estrechamente vinculados es una pieza que se utiliza mucho en los proyectos nuevos.

Suele ser también muy utilizado un espacio que recoja la continuidad visual en altura, como pueda ser acompañando a una escalera o una doble altura en un salón o un distribuidor, esto nos genera estancias de altura extra a la mínima exigida por normativa y como consecuencia mayor amplitud y sobre todo más entrada de luz (en función de los huecos).

Otra forma de continuidad visual muy empleada es relacionando interior y exterior. Se puede conseguir “sumar” el espacio cerrado con el abierto a través de la apertura de grandes huecos en fachada y de esta forma tener panorámica de todo el conjunto desde cualquier punto.

En las imágenes adjuntas se puede observar como se relacionan la cocina con el salón (interior), con el espacio apergolado (semi cubierto), con el jardín y la piscina (abierto).

Para darle mayor énfasis a la idea se puede desarrollar todo a un mismo nivel, incluso aplicar el mismo pavimento generando la CONTINUIDAD VISUAL que
buscamos.

Fran Ruiz.
www.franruizarquitectos.com