Los tres centros penitenciarios de Málaga impartirán talleres de Justicia Restaurativa

(Comunicación Subdelegación Gobierno de España en Málaga) Los tres centros penitenciarios de la provincia de Málaga impartirán talleres de Justicia Restaurativa para ofrecer a los internos la oportunidad de entender el impacto del delito cometido y buscar fórmulas de reparación a sus víctimas.

Se trata de un programa  auspiciado por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior que este año se extenderá a 40 centros penitenciarios de 14 comunidades autónomas y de las ciudades de Ceuta y Melilla. En Málaga serán incluidos los Centros Penitenciarios Málaga I (Alhaurín de la Torre) y Málaga II (Archidona), así como el Centro de Inserción Social Evaristo Martín Nieto.

Así lo ha anunciado el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien ha recordado que las primeras experiencias sobre Justicia restaurativa en nuestro país, dirigidas a condenados a medidas alternativas a la prisión así como a penados en tercer grado, se iniciaron en 2016/17 con la participación de 38 internos. El pasado año, sin embargo, en talleres de este tipo ya participaron más de 1.100 internos.

Grande-Marlaska ha subrayado que “estos antecedentes alentadores avalan la decidida vocación del actual equipo directivo del Ministerio del Interior por impulsar, dentro de nuestro campo competencial, una justicia reparadora que no solo persigue el castigo del infractor, sino que también procura la resocialización del delincuente y la reparación a la víctima”.

Para el subdelegado del Gobierno en Málaga, Teófilo Ruiz Municio, “la experiencia de estos talleres restaurativos es muy satisfactoria y es una gran noticia que los tres centros penitenciarios de la provincia puedan acogerse y participar en una actuación que permitirá a los internos entender mejor sus acciones y buscar fórmulas reparadoras a sus víctimas”

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias comenzó estas actuaciones en tres cárceles de Sevilla y Burgos, donde 61 internos mantuvieron una quincena de encuentros restaurativos con las víctimas directas de sus delitos. Además, se incluyeron estos talleres reparadores como módulos del programa de tratamiento de los delitos económicos (PIDECO), del de las conductas violetas (PICOVI), en el tratamiento de los delitos de odio (el denominado Programa Diversidad) y en el de los delitos de violencia intrafamiliar (el Programa Encuentro).