Rozalén volverá a los escenarios el próximo 4 de junio en Málaga con el primer concierto de la gira

Rozalén

Su primera canción, cuando aún era una niña, hablaba de un viaje en patera. Aunque confiesa que aquellas letras solo las escribía para ella. Nunca pensó que las escucharía la gente. La primera vez que actuó en Málaga fue en “La Botica” y será en Málaga donde regrese a los escenarios, con el primer concierto de la gira, el próximo 4 de junio. La cantautora confiesa que está muy nerviosa y a la vez con muchas ganas de que llegue ese día.

La calle Cervantes n.º 6 acogió el encuentro con la cantautora María Rozalén dentro del ciclo “Vida pública” que organiza la Diputación de Málaga. Desde las cuatro de la tarde, aguardaban fans a las puertas del Centro Cultural La Malagueta para ser partícipes del encuentro. Luis Alegre fue el conductor de la charla y aseguró que “se cumple un viejo sueño, traer a María Rozalén”, una artista que “está marcando toda una época”.

Revista Lugar de Encuentro también le preguntó si estaría dispuesta a realizar un concurso de covers con sus fans cantantes. Idea que le gustó y que pondrá en marcha en cuanto las circunstancias de la pandemia lo permita. A la pregunta de si le queda alguien con quien hacer una colaboración, respondió con risas.

El cuarto trabajo, “El Árbol y el Bosque” es un tributo a Silvio Rodríguez. El título fue inspirado mientras veía el documental “Autorretrato” sobre Luis Eduardo Aute. La artista pidió permiso al hijo para usar este título. A María le gusta cantar canciones de los grandes, “es de justicia poética”. En este sentido contó la anécdota de una niña que le dijo que le gustaba como cantaba la canción de Violeta Parra. De alguna forma, al cantar ella los temas de los grandes, otros que no tuvieron la oportunidad de conocerlos, podrán saber de sus trabajos.

La humildad, sensibilidad y timidez caracterizan a la cantautora y activista social María Rozalén. Hace gala de que su preocupación por los temas sociales viene de sus padres y abuela; sobre todo de su padre y su sensibilidad: “Cuando vemos una película, quien llora es mi padre”. Además, la cantante recordó que se ha criado en un pueblo y “eso ya te pone unos valores”. Su abuela es un referente para la artista y asegura que “hay que escuchar más a los mayores”. “El futuro está en volver a hacer las cosas que hacían nuestros antepasados”, insistió.

Por último, interpretó dos temas, en acústico, de su último disco: “El día que yo me muera” y “Este tren”.