El senderismo, la mejor opción durante la pandemia

Para las personas amantes del senderismo el lugar idílico para vivir es aquel que tenga cerca un lugar para practicarlo. Más aún en estos tiempos que corren de pandemia y que ha enseñado que vivir en un entorno natural hace más llevadero el confinamiento. Buscar una vivienda a estrenar se hace complicado. Aunque, por ejemplo, a los pies del paraje de las Escoteras, encontrar una obra nueva en Algorfa es posible. Para muchos senderistas, el paraíso se encuentra ahí, en las Escoteras, desde donde se ve toda la comarca de la Vega Baja. El senderista encontrará a su paso, bien caminando o bien en bicicleta, pinos carrasco, romero, tomillo y palmitos.

Alejarse de las multitudes para disfrutar de las mejores vistas y respirar aire puro es la recompensa que el senderista halla cuando se dispone a recorrer las sendas y caminos en entornos naturales. La vida actual, debido al COVID19, se ha convertido en “El día de la marmota” y atrapados en el tiempo, todo se hace monótono. Es por ello, que en el último año muchas personas han decidido calzar zapatillas de montaña e iniciarse en esta actividad deportiva por el campo o la montaña. El senderismo les ha cargado de energía.

Aunque el paisaje es una de las cosas más interesantes que puedes encontrar cuando practicas senderismo, ver y sentir en primera persona la naturaleza viva, en estado puro, sin que la mano del hombre haya llegado para poner cemento es inigualable. Las vistas, los bosques, la vida silvestre, el agua clara de los arroyos, el aire puro… impresionan al caminante en cada salida, de la que descubre algo nuevo cuando se sumerge en los senderos.

Si finalmente te decides a iniciarte en el senderismo y disfrutar del aire libre, es primordial, para evitar algún susto, ir siempre acompañado; dejar dicho a dónde irás y cuánto tiempo estimas que te llevará hacer la ruta; no te desvíes de los senderos, no están ahí por casualidad, son seguros y ayudan a salvaguardar la naturaleza; prepara la caminata de antemano, investígala; no olvides bocadillos y lo más importante, lleva agua, no subestimes tu necesidad de hidratación.

Las caminatas que elijas deben escogerse a tu medida, el senderismo es para disfrutarlo, no para caer desplomado por el agotamiento. Es por ello de suma importancia que, al igual que no se te ocurriría inscribirte en un maratón sin un entrenamiento previo, no debes comenzar por rutas largas.  También debes saber que hay senderos circulares y otros son de ida y vuelta, para iniciarte es mejor las rutas circulares ya que es más difícil confundirse y perderse. Además, ten en cuenta la pendiente, comprueba poco a poco cuáles son tus capacidades.

Por último, por el bien de la naturaleza y para que otros que lleguen disfruten igual del aire libre, respeta el camino y no dejes rastro de tu paso por él. El carácter y la seña de identidad de un buen senderista es el respeto por el medio ambiente y por quienes le rodean.