Más de 22.800 empresas y 41.000 trabajadores de Málaga podrán beneficiarse de las ayudas de la Junta

La delegada del Gobierno destaca la urgencia en la aprobación de las subvenciones y la incorporación de 35 robots para agilizar los trámites en la gestión de las nuevas medidas

Empleo destaca el mantenimiento de la actividad económica al destinar ayudas directas a empresas y empleados afectados por ERTE


La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, ha afirmado hoy que más de 22.800 empresas que han estado afectadas por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en Málaga y más de 41.000 trabajadores en la provincia, podrán beneficiarse de las ayudas directas aprobadas el pasado martes en Consejo de Gobierno.

Será gracias a una de las líneas de subvenciones incluida en el Decreto Ley que recoge actuaciones del Acuerdo Andaluz de Medidas Extraordinarias en el Marco de la Reactivación Económica y Social firmado esta semana por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, la patronal y los sindicatos.

El conjunto supone una movilización de 732,4 millones de euros “que demuestran el compromiso de este Gobierno con la sociedad andaluza”, que sumados a los 660 millones del Plan aprobado en noviembre del pasado año suman casi 1.400 millones para los andaluces, ha señalado la delegada del Gobierno durante una rueda de prensa para dar a conocer estas medidas en el ámbito provincial, junto a la delegada territorial de Empleo, Carmen Sánchez.

El total de las ayudas recogidas en el Plan se desglosa en tres bloques:

El primero incluye 14 medidas dirigidas al mantenimiento del empleo y la actividad económica con 585 millones divididas en una línea de subvenciones para los afectados por ERTE con 270,5 millones de euros; una ayuda extraordinaria destinada a trabajadores afectados por ERTE y fijos discontinuos beneficiarios de la prestación extraordinaria, con 75 millones de euros; y tres líneas de ayudas para el mantenimiento de la actividad turística por importe de 27,2 millones.

Estas subvenciones forman parte del Decreto Ley por el que se establecen medidas urgentes dirigidas al comercio minorista, hostelería y turismo.

El segundo bloque está destinado a la protección de las personas más afectadas por la pandemia con una cuantía de 107 millones.

El tercero prevé una inversión de 40,4 millones para generar 1.700 contratos por parte de la Administración autonómica para posibilitar que todas las ayudas se pongan en marcha, reduciendo la carga burocrática.

Aunque actualmente la provincia tiene activos 8.500 ERTEs, un total de 22.801 empresas malagueñas se han visto afectadas por este tipo de expedientes de regulación de empleo en algún momento de esta pandemia, por lo que son susceptibles de recibir estas ayudas extraordinarias para hacer frente a los perjuicios causados por la Covid19. Y más de 41.000 trabajadores también perjudicados por esta situación se beneficiarían de las ayudas directas.

Con estos datos, la provincia de Málaga acumula el 29% de las empresas que en la comunidad están afectadas por un ERTE, así como el 34% de los trabajadores andaluces incluidos en un expediente de regulación de empleo.

En cuanto a las ayudas directas para autónomos, dotadas con 88,6 millones de euros para toda Andalucía, se destinan de nuevo a aquellas actividades económicas más damnificadas por la crisis sanitaria y económica de la COvid19, y pueden repercutir en más de 61.000 autónomos en nuestra provincia.

Agilidad en los trámites

Nuestro siguiente objetivo es que estas ayudas lleguen lo antes posible a estas empresas y personas; por eso apostamos por la sencillez en la solicitud telemática y la agilidad en la tramitación y pago, porque las empresas, los autónomos, las personas en definitiva, no pueden esperar más y las ayudas del Gobierno central siguen sin llegar”, según Navarro.

Para ello, además del plan de refuerzo de personal de la administración como ya he mencionado -de 40,4 millones- que prevé más de 1.700 contrataciones en todas las provincias, se han adquirido 35 robots para tener también un sistema robotizado que agilizará la tramitación y la resolución de las ayudas de 3.000 euros destinadas a compensar las pérdidas del pequeño comercio, la artesanía y la hostelería como consecuencia del Covid-19.

Se trata de toda una revolución tecnológica la emprendida por este Gobierno en este sentido”, ha apuntado la delegada de la Junta, ya que muchos trámites “son puramente administrativos y los puede hacer una máquina, descargando a nuestro personal público, de tal manera que podemos aprovechar el valor añadido que supone su trabajo en otras tareas y que no aporta en determinados trámites”.

Cada uno de estos 35 ordenadores realizará las funciones encomendadas durante 24 horas los siete días de la semana y en cada expediente emplearán en torno a 20 minutos, teniendo en cuenta que deberán realizar 25 comprobaciones distintas para cada una de las pymes solicitantes.

El pequeño comercio, la artesanía y la hostelería se encuentran entre los segmentos más castigados por la pandemia del Covid-19 “y por eso es urgente actuar”, ha aseverado Navarro.

Medidas de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo

Por su parte, la delegada de Empleo, Carmen Sánchez, ha explicado que las ayudas a empresas y trabajadores afectados por ERTEs están destinadas a la protección de las 163 actividades más perjudicadas por la pandemia, tales como el comercio, la hostelería, el transporte, la logística y actividades culturales o deportivas, entre otros.

En este sentido, “las ayudas se podrán solicitar de manera electrónica en la página web del Servicio Andaluz de Empleo, que tendrá que ir acompañada de una declaración responsable en el cumplimiento de los requisitos exigidos”.

La cuantía a ingresar será de 2.020 euros por persona trabajadora, a razón de 505 euros durante cuatro meses, permitiendo una ayuda máxima de 30.300 euros para la empresa.

Sánchez ha informado de que el cálculo de esta cuantía se realizará desde el Servicio Andaluz de Empleo, en función del factor de la actividad de la empresa, que varía en función de la proporción de las personas contratadas a tiempo completo y tiempo parcial en esa empresa.

En cuanto a la ayuda sociolaboral, destinada a fijos discontinuos y trabajadores que están en ERTE, Sánchez ha considerado que “el objetivo es paliar la disminución de ingresos que les ha supuesto la pandemia”, para lo que se destina una cuantía de 210 euros por persona trabajadora “que no habrá que solicitar, ya que el Servicio Andaluz de Empleo las pagará de oficio, una vez haya comprobado los datos con el Servicio Público de Empleo Estatal, teniendo prioridad las personas que reciban menores prestaciones”.

Actualmente en Málaga 402 empleos son fijos discontinuos, de los que más de la mitad pertenecen al sector de la hostelería y del turismo.