Fuengirola mantuvo su deuda cero y pagó a proveedores por debajo de lo exigido por ley durante 2020

Rodrigo Romero en rueda de prensa

El Ayuntamiento conserva su solvencia económica en un ejercicio marcado por la pandemia y por el esfuerzo en ayudar a los sectores más afectados por la crisis sanitaria y sin subir impuestos

El periodo medio de pago a proveedores se sitúa en 20 días, cuando la legislación vigente contempla un máximo de 30 días para abonar las facturas presentadas por las contratistas

(Prensa Ayto Fuengirola) Fuengirola mantuvo su deuda cero y pagó a proveedores en menos de la mitad de lo exigido por ley durante 2020, según ha informado esta mañana la concejala de Hacienda, Rosa Ana Bravo, quien ha ofrecido un balance de la actividad de su concejalía durante el pasado año. En este periodo, el consistorio logró conservar su solvencia económica “a pesar del importante esfuerzo realizado para ayudar a los sectores más afectados por la crisis sanitaria y sin necesidad de subir los impuestos a los vecinos”, ha resaltado la edil durante su intervención.

“Ni que decir que el año 2020 ha sido un año muy difícil y que lo llevaremos grabado a fuego para siempre. Desde el área de Económica, durante el primer trimestre teníamos ya avanzadas gestiones como la aprobación de los calendarios fiscales, y también estaba elaborado el presupuesto de 2020. Pero en marzo cambió todo. Nuestra Alcaldesa se puso manos a la obra y estructuró el equipo de Gobierno creando el Comité Municipal para el Coronavirus para hacer frente a la crisis sanitaria y transformamos la concejalía de Hacienda en el Área de Hacienda Municipal, encargada de las acciones relacionadas con la economía del propio Ayuntamiento y coordinación de decisiones relativas al presupuesto municipal, inversiones y todas las acciones que se vayan a aplicar a la propia administración local”, ha recordado Bravo.

Entre las acciones desempeñadas en esa época, según ha continuado detallando la edil , se encuentran “el retraso en la puesta en marcha del Calendario Fiscal debido al Estado de Alarma; la aprobación de un nuevo Presupuesto Municipal 2020, que se tuvo que rehacer por completo para centrar sus objetivos en ayudar a nuestros vecinos a través del desarrollo del Plan Fuengirola, destinando más de 10 millones de euros; contemplando ayudas directas a nuestros autónomos, a nuestros autónomos societarios; incluyendo la supresión de un trimestre de canon de las concesiones municipales, ayudas directas a nuestro sector hotelero; así como la eliminación de tasa de vía pública, así como las tasas de mercadillos y quioscos”.

Además, tal y como ha continuado recordando la edil, “durante el pasado año, logramos aprobar también el presupuesto para este 2021, que es la base para que podamos seguir trabajando en esta misma línea de actuación por parte del equipo de Gobierno, con el objetivo primordial de atenuar esta crisis que está afectando a nuestros vecinos”.

Todas estas medidas, según ha destacado Bravo, son posibles “porque tenemos un Ayuntamiento solvente, con la mejor gestión. Son el reflejo de que hay una gran conciencia de gestión, de manera que cada euro que se ingresa y que se gasta, se emplea con las máximas garantías de transparencia y eficacia”.

 

“Prueba de esta solvencia es que el Ayuntamiento mantiene deuda cero, una situación que se mantiene desde junio del 2018”, ha manifestado la edil, destacando también que, además, “hemos situado en este año en 20,20 días el periodo medio de pago a nuestros proveedores, lo que supone menos de lo que exige la actual Ley de Morosidad, que asciende a 30 días”.

De hecho, como ha señalado, “llegamos a rebajar este indicador hasta la mitad del tiempo legal permitido”.

Asimismo, el último informe de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos, corrobora el buen estado financiero de la institución local, pues destaca a Fuengirola como el consistorio malagueño de gran población que más rápido paga a las empresas con las que trabaja.

Por otra parte, tal y como ha continuado explicando Bravo “en junio pusimos en marcha una Campaña Informativa al contribuyente, en la que hemos llamado por teléfono a nuestros vecinos para que pudieran resolver sus dudas a la hora de abonar sus impuestos y, a la vez, realizar cualquier otro tipo de gestión. Todo esto, con el objetivo de acercar la administración y recordar la importancia del requisito de estar al corriente en los pagos con la administración para que se puedan beneficiar del 30% de los recibos de IBI, Basura y Vehículos”.

En otro orden de cosas, debido a los cambios en materia de prevención derivados de las nuevas normas de atención al público y del mantenimiento de las distancias mínimas de seguridad que establece la normativa sanitaria actual, “cambiamos de ubicación las cajas de pago del Ayuntamiento, trasladándolas al departamento de Recaudación y ampliándolas en hasta siete puestos. Otra novedad derivada de la ‘nueva normalidad’ es que, en la actualidad, solo se permite realizar el pago con tarjeta bancaria o transferencia. En estas ventanillas, también podemos realizar domicilios de pagos, solicitar aplazamientos, etc.”.

Otra de las gestiones realizadas por el área fue la aprobación “del Plan de Inversiones con cargo al remanente de tesorería por valor de 13,8 euros, que ha permitido crear más de 550 empleos directos”.

Para concluir, Bravo ha destacado que 2020 ha sido un año muy complicado, “pero este equipo de Gobierno sigue trabajando con más fuerza aún, y seguimos velando aún más si cabe, por los intereses y el bienestar de nuestros vecinos”.