Ahumada reclama ante el Parlamento que la Junta se implique para evitar el cierre y salvar el empleo que genera Texlencor en Alozaina

 “Es necesario combatir la deslocalización y la despoblación

No es tolerable que en la actual situación de emergencia la Junta sea parte del problema en lugar de ser parte la solución frente a dos prioridades indiscutibles como proteger el empleo y contar con material sanitario con garantías de calidad y agilidad”

(IU Málaga) El parlamentario andaluz de la confluencia de Izquierda Unida y Podemos y coordinador provincial de IU, Guzmán Ahumada, ha formulado varias iniciativas ante el Parlamente de Andalucía para urgir al gobierno de la Junta de Andalucía a que se comprometa en el cierre de la fábrica Texlencor, referente del sector textil en Alozaina, al considerar que “no es tolerable que en la actual situación de emergencia el gobierno de Juanma Moreno (PP) sea parte del problema en lugar de formar parte la solución frente a dos prioridades indiscutibles como proteger el empleo y contar con material sanitario con garantías de calidad y agilidad”.

El coordinador provincial de IU subraya la necesidad de que la Junta “proteja el empleo que crea el sector textil de Alozaina, como medida esencial para combatir la deslocalización industrial, que provoca paro y el vaciado de nuestros pueblos. Es necesario que el gobierno del PP y C´s reconsidere la decisión de rescindir el contrato por valor de unos tres millones de euros para elaborar material sanitario, principalmente batas quirúrgicas, con la empresa que subcontrata a Texlencor como proveedor de la Consejería de Salud. La Junta todavía está a tiempo de no cometer una gran injusticia y de no repetir los errores del pasado”.

 

“La deslocalización de la industria textil ha provocado que en las últimas décadas la provincia en su conjunto haya sufrido la desaparición de gran parte de la importante producción existente en este sector y Alozaina es un claro ejemplo, ya que a finales de los setenta esta industria empleaba al 30% de su población activa. Las fábricas fueron cerrando y solo quedó Texlencor, que fue aguantando muy menguada y estaba a las puertas del cierre a principios de 2020, ya con solo dos trabajadores, cuando se desató la pandemia y ante a falta de material sanitario se puso en marcha de forma altruista para elaborar mascarillas y material sanitario ante las carencias existentes”, relata Ahumada.

Esta actividad se ha relanzado por la demanda surgida a consecuencia de la pandemia y en la actualidad cuenta con 70 trabajadores, que son los que van a ver perder su empleo en mitad de una grave crisis, todo ello a pesar de que esta pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de contar con recursos propios dentro del país para producir material sanitario de forma ágil y dejar de depender de los mercados extranjeros para adquirir material para protegernos y proteger a nuestros sanitarios. Por ello, desde la confluencia de izquierdas van a promover que el Gobierno de España declare sector estratégico la producción de material sanitario, como medida para proteger el empleo en el sector textil.

Además de las acciones ante el gobierno andaluz, Ahumada mantuvo este martes 2 de marzo un encuentro en Alozaina con el grupo municipal de la coalición de izquierdas, en el que recibió de primera mano información precisa sobre el conflicto y en relación con la moción institucional en apoyo a la industria textil aprobada de forma institucional por el Ayuntamiento de Alozaina en la sesión plenaria celebrada el pasado 23 de febrero.