Concluye la obra de urgencia para reconectar la red de saneamiento integral tras el colegio Ximénez de Guzmán

El Ayuntamiento de Coín ha ejecutado esta actuación urgente en el plazo de un mes tras la rotura de dos pozos que conectaban la red en altura a través del río Cuevas, a causa de la cantidad de agua de las lluvias de final de enero sumado al atoramiento por toallitas.

(Prensa Ayto Coín) Esta semana ha finalizado la obra de urgencia emprendida por el Ayuntamiento de Coín hace escasamente un mes para volver a conectar la red de saneamiento integral tras una grave incidencia.

El gran caudal de las tuberías debido a la gran cantidad de agua caída en las últimas lluvias del municipio en enero sumado, en gran parte, a atoramientos producidos por acumulación de toallitas provocó la rotura de dos pozos que estaban unidos por una tubería flotante sobre el río Cuevas, que conectada la red de saneamiento integral de la ciudad. “Desde el primer momento que tuvimos conocimiento de esta incidencia nos pusimos en marcha para arreglar de manera urgente esta conexión fundamental para seguir depurando nuestras aguas residuales”, ha destacado el alcalde Francisco Santos que ha acudido esta mañana hasta el lugar de la obra junto al concejal de Medio Ambiente, Antonio Lucena, y técnicos municipales. Desde el pasado viernes, la tubería de la red de saneamiento integral está reconectada y llevando las aguas residuales hasta la depuradora.

Las caudalosas lluvias de finales del mes de enero provocó un aumento del caudal de esta tubería que, unido en gran parte a los atoramientos que se producen a causa de las toallitas, provocó la rotura de los pozos que unen la red de saneamiento integral a través de una tubería flotante sobre el río Cuevas. Esta tubería es la que conecta la red que llega hasta detrás del colegio Ximénez de Guzmán con la zona de la Charca y, posteriormente, con la Depuradora del Bajo Guadalhorce.

Los técnicos municipales detectaron el problema a finales de enero y por parte del Ayuntamiento se puso inmediatamente en marcha el arreglo del mismo por la vía de urgencia. “Hay que destacar el trabajo de detección del Ayuntamiento y nuestros técnicos municipales y la rapidez con la que hemos debido de actuar para resolver la situación cuanto antes por la problemática que conlleva”, ha explicado.

Aunque el aumento del caudal por la lluvias supuso un problema, según ha destacado el regidor, las toallitas que se acumulan en tuberías y en los pozos han sido el verdadero problema, ya que impide la evacuación y conducción del agua creando grandes atoramientos. “Quiero realizar un llamamiento a la ciudadanía para que no tiren toallitas por el inodoro y las depositen en la basura. Las toallitas terminan uniéndose y creando verdaderos tapones que provocan la rotura de tuberías y pozos como ha ocurrido en este caso”, ha asegurado.

En este sentido, ha remarcado que a lo largo del año desde el Ayuntamiento de Coín se destina cientos de miles de euros para el arreglo de tuberías a causa de las toallitas, además de los continuos y numerosos atoros a los que a diario se asiste desde el Servicio Municipal de Aguas. “Constantemente tenemos a los técnicos y operarios municipales del Servicio de Aguas realizando desatoros por culpa de esta toallitas con el consiguiente gasto de recursos y de tiempo que no podemos invertir en otras actuaciones”, ha señalado.