El PSOE pedirá en el Parlamento andaluz que Moreno Bonilla dé explicaciones a los trabajadores y a las familias afectadas por el plan premeditado para cerrar el CIMI San Francisco de Asís de Torremolinos

(Prensa PSOE Málaga) “Es una medida que consideramos absolutamente inaceptable y que va a suponer un grave perjuicio tanto para los 15 menores allí internados, para sus familias y para los 110 trabajadores de este centro. Al proceder a este cierre los menores van a ser distribuidos por distintas partes de Andalucía como Almería, Córdoba o Algeciras”, ha dicho Ruiz Espejo

“Tenemos nuestras dudas sobre que se respeten los puestos de trabajo, la Junta de Andalucía no se ha reunido para hablar sobre la cesión y reubicación de los trabajadores, estamos ante una privatización paulatina de los servicios públicos”, ha afirmado Amaia Zameza

El secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha anunciado esta mañana en rueda de prensa que los socialistas pedirán en el Parlamento andaluz que Moreno Bonilla dé explicaciones a los trabajadores y a las familias afectadas por el plan premeditado para cerrar el CIMI San Francisco de Asís de Torremolinos. Ruiz Espejo, que ha mantenido un encuentro con el comité de empresa del centro junto a la parlamentaria andaluza Beatriz Rubiño y al secretario general de la agrupación Centro, Rafael Granados,  ha lamentado que la clausura de este servicio público ya se haya certificado por Moreno Bonilla y Juan Marín a través la publicación del cierre a través del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). “La comunicación ya se ha producido a los trabajadores y trabajadoras de forma oficial, con esto se da por completado su desmantelamiento, es un servicio que consideramos esencial para la provincia de Málaga”, ha dicho.

“Es una medida que consideramos absolutamente inaceptable y que va a suponer un grave perjuicio tanto para los 15 menores allí internados, para sus familias y para los 110 trabajadores de este centro. Al proceder a este cierre los menores van a ser distribuidos por distintas partes de Andalucía como Almería, Córdoba o Algeciras, dificultando que sus familiares puedan acudir a visitarlos y obligándolos a realizar desplazamientos muy largos, con los problemas que ello genera y dificultades económicas para las familias”, ha criticado.

En este sentido, Ruiz Espejo ha explicado que el centenar de trabajadores del centro “ven cómo con el cierre se está poniendo en grave riesgo su empleo, puesto que algunos de ellos cuentan en la actualidad con contratos temporales y con condiciones precarias y se van a modificar centros de trabajo”. “Con su clausura el gobierno del PP y C ‘s ejecuta los planes de cierre anunciados desde que entraron a gobernar hace ya dos años”, ha añadido.

De igual forma, ha recordado que, a diferencia de este cierre, el anterior gobierno de Susana Díaz en la Junta “no sólo demostró una apuesta decidida por la continuidad del CIMI San Francisco de Asís sino que había dejado ya encauzado el proyecto de rehabilitación integral del mismo que garantizaba su viabilidad de presente y de futuro”.

“Sin embargo, tras el cierre del San Francisco de Asís hay una evidencia más en el proceso de privatización y recortes de los servicios públicos en Andalucía por parte del gobierno de PP y C ‘s en la Junta. Es un camino que ya iniciaron con la supresión de una parte de los servicios de este centro ubicado en Avenida de Moliere en la capital, la respuesta del gobierno andaluz y del vicepresidente Juan Marín era por unas supuestas duplicidades que en absoluto se corresponden con la realidad. Había un plan de desmantelamiento por fases, el año pasado se suprimió el medio abierto y ahora el resto del centro, era algo premeditado para un servicio que era único en Andalucía”, ha detallado.

“Privatizan y recortan nuevamente un servicio público como ya lo han hecho con otros tantos como el de Maternidad del Clínico, la Unidad de Promoción de la Salud de La Roca o las oficinas liquidadoras en diversos municipios de nuestra provincia, por eso los socialistas no nos vamos a quedar de brazos cruzados y llevaremos este cierre al Parlamento para que el gobierno de derechas de Moreno Bonilla dé las explicaciones que los menores internos, sus familias y los trabajadores se merecen”, ha dicho.

Por otro lado, Ruiz Espejo ha vuelto a pedir más medios y coherencia a la Junta de Andalucía para seguir luchando contra la pandemia, “el gobierno andaluz sigue actuando de manera improvisada tomando decisiones contradictorias que generan dudas en la ciudadanía. Mientras que por un lado hace referencia a la peligrosidad de la cepa británica y la explosión de contagios en Andalucía, por el otro ya está hablando de salvar la Semana Santa”, ha manifestado.

“Con estas manifestaciones Moreno Bonilla vuelve a actuar de manera irresponsable, generando confusión entre los andaluces y las andaluzas, mientras que no toma las medidas necesarias para evitar que puedan incrementarse, de nuevo, los contagios, además de apoyar con ayudas directas a los sectores más perjudicados por la pandemia. Todo ello mientras sigue sin producirse la contratación de más profesionales, la realización de más pruebas PCR y más rastreadores y las infraestructuras sanitarias prometidas se abren con años de retraso y sin el material o personal necesarios, o directamente quedan almacenadas en el cajón”, ha advertido.

De igual forma, ha pedido al ejecutivo regional de PP y C ‘s que abandone la propaganda en todo lo referente a la construcción del tercer hospital de Málaga. “Los últimos anuncios son otro nuevo alarde de propaganda por parte del gobierno de derechas en Andalucía y en especial del señor Bendodo que en esto es un verdadero experto. La derecha lleva más de dos años al frente del gobierno andaluz, como también lo están en la Diputación y el Ayuntamiento de Málaga, y no han hecho absolutamente nada para encarrilar un proyecto tan necesario para nuestra provincia”, ha afirmado.

“PP y C’s ya no tienen al gobierno de Susana Díaz para boicotearlo y ponerle condiciones como hicieron durante tanto tiempo. Con su incapacidad en la gestión y sus mentiras sobre el tercer hospital y otros tantos proyectos sanitarios, Moreno Bonilla y todo su ejecutivo demuestran que no creen en Málaga, en su desarrollo y en cubrir las urgencias de equipamiento y de profesionales que tiene”, ha concluido.

Por su parte, la presidenta del comité de empresa del CIMI San Francisco de Asís, Amaia Zameza, ha afirmado que existe gran preocupación entre los trabajadores del centro por su futuro laboral. “Tenemos nuestras dudas sobre que se respeten los puestos de trabajo, la Junta de Andalucía no se ha reunido para hablar sobre la cesión y reubicación de los trabajadores, estamos ante una privatización paulatina de los servicios públicos”, ha afirmado.

“El centro San Francisco de Asís tiene una historia vital de más de 60 años, PP, C ‘s y el apoyo de Vox, han permitido este desmantelamiento. Se quiere primar la política neoliberal y el capitalismo frente a las políticas sociales”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email