Las mejoras en el nuevo Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Virgen de la Victoria favorecen la recuperación de los pacientes

Nueva UCI

Las nuevas dependencias, inauguradas en enero,  han duplicado su capacidad

Cuentan con las mejores condiciones de confortabilidad, luminosidad y equipamiento tecnológico

(Prensa Junta Andalucía) Las mejoras que se han llevado a cabo en el Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Virgen de la Victoria, inauguradas a principios del pasado mes de enero, están favoreciendo una agilización en el tratamiento y en la recuperación de los pacientes gracias a los  nuevos equipos de alta tecnología y  las mejores condiciones de confortabilidad y luminosidad con las que cuentan las nuevas dependencias, reduciendo además muchas complicaciones.

Asimismo, las nuevas dependencias- que han supuesto una inversión presupuestaria de casi cuatro Millones de euros- han propiciado un salto significativo en accesibilidad, calidad asistencial, precisión diagnóstica,  organización y logística para los pacientes que precisan este tipo de cuidados especializados.

La puesta en funcionamiento de la ampliación de este servicio ha permitido  aumentar  la capacidad y el rendimiento asistencial de 18 a 36 camas con una ampliación de  855 m² a 1.728m2, con los que esta área asistencial ha quedado finalmente ampliada  a   877m2 más.

Además, el nuevo servicio de Medicina Intensiva del Hospital Virgen de la Victoria cuenta con unas condiciones de iluminación natural, amplios espacios de estancia para los enfermos y de trabajo para el personal con ventanales hacia el exterior de la fachada del edificio.

También, cuentan con acondicionamiento y confortabilidad excepcionales, además de un equipamiento electromédico de última tecnología, entre los que destaca una monitorización hemodinámica,  respiratoria, sedación y relajación neuromuscular avanzada,  además de  un sistema centralizado de video-vigilancia continua de los pacientes.

También, se ha incorporado un ecocardiógrafo con sonda transesofágica para la monitorización de los pacientes cardiacos, nuevas bombas de infusión y respiradores de avanzada tecnología. Las nuevas instalaciones cuentan además con una dotación de camas de última generación con panel de control individual totalmente digitalizado, así como un sistema de grúas incorporadas a los cabeceros para la movilización segura de los pacientes, algo imprescindible ahora por la atención que necesitan los pacientes COVID y sus cambios de posición para mejorar la ventilación pulmonar.

En este sentido, la nueva área de ampliación del servicio de Medicina Intensiva cuenta con todas la condiciones de seguridad y de aislamiento con áreas estancas para la atención a los pacientes ingresados positivos por la Covid19, además de otros pacientes infecciosos o inmunodeprimidos.

Por su parte, el director gerente del Hospital Virgen de Victoria, José Antonio Ortega Domínguez, ha explicado que “la puesta en marcha de las nuevas instalaciones han coincidido con el aumento de la demanda de ingresos de pacientes en cuidados intensivos provocados por esta tercera ola SarsCov2 en la que nos encontramos desde hace semanas, lo que ha supuesto el beneficio directo de los mismos para su recuperación”.

Por otro lado, la jefa del servicio de Medicina Intensiva y actual directora Médica del Hospital Virgen de la Victoria, María Antonia Estecha, ha manifestado su satisfacción por “este salto tecnológico y de capacidad asistencial que nos brindan las nuevas instalaciones en unos momentos tan complicados como los que estamos viviendo tanto por las necesidades de ingreso de pacientes Covid como No Covid”.