Torremolinos traslada a la Junta su total colaboración ante la necesidad de contar con un centro de salud en Playamar

Tras el anuncio de la consejería de Salud de contar con un presupuesto que lo haga viable, el alcalde ha recordado que «llevamos años solicitándolo»


(Prensa Ayto. Torremolinos) El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, ha aprovechado la visita al municipio de la delegada de Salud de la Junta de Andalucía, Patricia Navarro, para «transmitirle la total colaboración, disponibilidad y necesidad de que Torremolinos cuente con un nuevo centro ambulatorio de salud en la zona de Playamar». El primer edil, ante el anuncio del área del ente regional de que prevé contar con un presupuesto que lo haga viable, ha recordado que «desde que soy alcalde he estado solicitándolo a la Junta de Andalucía. Así que si esta posibilidad está encima de la mesa, seremos los primeros en trabajar de forma conjunta para que sea realidad».

Durante la visita de la delegada al centro de salud de la Carihuela, Ortiz ha señalado que «lo que más caracteriza a este gobierno municipal es la actitud colaborativa ante cualquier frente que esté abierto y que requiera de la participación de diferentes administraciones. Los vecinos de Torremolinos han sido siempre nuestra prioridad, y no vamos a permitir las reivindicaciones que llevamos a cabo como ciudad se trunquen por colores políticos. Trabajamos diariamente con el Gobierno de España, Diputación o Junta, con el objetivo de beneficiar a nuestros vecinos, y esta no va a ser una excepción».

«La salud es un tema que nos debe preocupar a todos. La ciudad lleva años reivindicando mejoras y cualquier noticia que dé un atisbo de esperanza para que las infraestructuras del municipio de Torremolinos se puedan ver mejoradas y ampliadas, para este gobierno municipal y para la ciudad es sin duda una alegría».

El propio alcalde ha aprovechado la oportunidad para «reconocer el trabajo, felicitar y sobre todo poner de manifiesto que en un momento crítico causado por la pandemia, los trabajadores públicos, ya sean sanitarios, de seguridad o de cualquier índole, han puesto de manifiesto la suerte que tenemos de contar con ellos, pero también las necesidades que tenemos que cubrir para hacer más fácil su trabajo, y que eso se vea reflejado en el bienestar de nuestros vecinos y vecinas, quienes han sido ejemplos de solidaridad y compromiso durante estos meses».

«Afrontar esta crisis ha supuesto un sacrificio unánime, que pese a dañarnos económica y sanitariamente, también nos ha puesto de ejemplo ante los datos que ahora mismo tenemos y que permiten valorar positivamente que los recursos que se han puesto a disposición han permitido de momento eludir la barrera de los mil contagiados por cada cien mil habitantes. Pese a ello, no podemos relajarnos y debemos seguir alerta porque aún no hemos salido de esta crisis».