La Policía Local de Alhaurín de la Torre se refuerza con la incorporación de otro agente más a la plantilla

El funcionario, que llega en comisión de servicio, ha prometido hoy su cargo en un sencillo acto en Alcaldía. Ya se ha publicado el nombramiento como funcionarios en prácticas de los aspirantes con mayor puntuación del proceso selectivo de cinco plazas de turno libre

(Prensa Ayto. Alhaurín de la Torre) La Policía Local de Alhaurín de la Torre continúa reforzándose. En la mañana de este martes, 2 de febrero, ha tomado posesión un nuevo agente: Andrés M. V., que llega en comisión de servicio y se ha integrado ya en la plantilla. El funcionario ha prometido su puesto en un sencillo acto en presencia del alcalde, Joaquín Villanova; el concejal de Seguridad Ciudadana, Pablo Montesinos; y el oficial jefe de la Policía, Isidro Tomé.

Villanova le ha dado la bienvenida y le ha dado toda la suerte de cara al desempeño de su función pública al servicio de la seguridad de Alhaurín de la Torre. El alcalde ha enmarcado esta incorporación dentro de la estrategia de refuerzo de los medios humanos y técnicos de la Policía Local, que incluye un plan plurianual hasta alcanzar una cifra óptima de agentes del cuerpo, conforme al acuerdo alcanzado por unanimidad hace un mes en el Pleno de la Corporación.

En este sentido, está a punto de resolverse el proceso selectivo convocado por el Ayuntamiento para sumar seis nuevas plazas. El primero de los policías, que se hizo con la plaza del sistema de movilidad, ya tomó posesión a mediados de diciembre. Y hace unos días se publicó el nombramiento como funcionarios en prácticas de los cinco aspirantes que obtuvieron mayor puntuación del turno libre tras las pruebas realizadas.

Estos agentes realizarán ahora el pertinente curso de capacitación en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía antes de su incorporación definitiva a la plantilla de Alhaurín de la Torre. El compromiso de la Alcaldía es incrementar progresivamente el número de policías en Alhaurín de la Torre a través de un plan de acción que tenga en cuenta tanto las necesidades de una población en constante incremento como los condicionantes legales en cuanto a la tasa de reposición.