El PP denuncia que el PSOE usa el Ayuntamiento de Torremolinos como “agencia de recolocación”

  • Del Cid anuncia un recurso de los populares para parar el contrato a medida de la antigua secretaria general del PSOE de Torremolinos como asesora jurídica

  • Carmona respalda la creación de una comisión de investigación y advierte al alcalde socialista de que “afiliarse al PSOE no puede ser una condición para entrar al Consistorio torremolinense”

(Populares Torremolinos) La presidenta del PP de Torremolinos y portavoz municipal, Margarita del Cid, ha anunciado hoy un recurso, presentado por los populares, denunciando “las irregularidades en el proceso de contratación de la antigua secretaria general del PSOE de Torremolinos, Montserrat Reyes, como asesora jurídica del Ayuntamiento”, alertando de que “el Consistorio de Torremolinos se está convirtiendo en una agencia de recolocación del Partido Socialista”.

Las personas que entran a formar parte de una empresa municipal pública tienen que acceder por méritos propios, capacidad y en condiciones de igualdad”, ha advertido del Cid, asegurando que “pensamos que no se están cumpliendo estas condiciones para acceder al puesto y es nuestra obligación ponerlo de manifiesto”.

También nos preocupa que el contrato se pueda hacer aludiendo a que es temporal, como ha manifestado el PSOE”, ha explicado. “Pretenden que a esta persona se le haga un contrato por un año incumpliendo toda la normativa laboral para que, cuando termine ese período, pueda quedarse trabajando en fraude de ley”, ha criticado la portavoz municipal, reunida hoy en Torremolinos con el coordinador general del PP de Málaga, José Ramón Carmona.

De este modo, del Cid ha afirmado que “se ha podido producir una prevaricación”, motivo por el cual “el PP presenta este recurso ante los habilitados nacionales para que paralicen este proceso”.

Esto atenta directamente contra los ciudadanos de Torremolinos, que están viendo cómo su Gobierno dice que no tiene fondos para paliar los efectos de la pandemia. No hay ayudas para los empresarios, ni ningún tipo de bonificación fiscal, pero sí que tienen la capacidad para crear plazas públicas y adjudicárselas a sus amigos”, ha lamentado la portavoz municipal.

Por otro lado, del Cid también ha anunciado que el PP va a pedir la creación de una comisión de investigación: “Hemos escuchado estos días cómo los socios de Gobierno del PSOE decían no saber nada de este asunto. Con esta comisión les damos la oportunidad de decir si quieren que se llegue a fondo en el asunto”, ha argumentado.

En este sentido, se ha referido a los miembros del equipo de Gobierno de Adelante Torremolinos, integrados por dos concejales de Podemos y uno de Izquierda Unida: “Vamos a registrar la moción en las próximas horas, y van a tener la ocasión de decir si quieren que se investigue o si van a seguir callados y atados a sus sillones, como están los dos tránsfugas no adscritos que lo que hacen es tragar con todo lo que le pone el equipo de Gobierno”.

El PP no se va a quedar callado ante este nuevo abuso de poder y vamos a llegar hasta donde tengamos que llegar”, ha subrayado del Cid.

Por su parte, Carmona se ha referido a los vecinos de Torremolinos afirmando que “aquí tenemos un Gobierno local apoyado por personas que para todos son considerados éticamente como tránsfugas, porque se presentaron por unas listas para hacer precisamente lo contrario que pretendían sus votantes”.

El dirigente popular ha asegurado que “el alcalde de Torremolinos aguanta el sillón con pactos ocultos de los que algún día nos enteraremos, como es seguro que también hubo algún pacto oculto para prometerle el cargo a alguien y prepararle la plaza. Es evidente que el alcalde tendrá que dar muchas explicaciones”, ha insistido.

Estamos preocupados porque vemos que esta situación que está ocurriendo en Torremolinos no se da sólo aquí, sino que el PSOE podría estar realizando esta práctica en otros puntos donde gobierna, con el mismo ‘modus operandi’: preparar una plaza para alguien que ha sido un referente del PSOE”, ha concluido Carmona.