Torremolinos velará por las colonias de gatos con un protocolo de control y esterilización conocido como método CER

El Ayuntamiento impartirá cursos de formación para todos los colaboradores que quieran ayudar en la atención de los felinos que viven en las calles


(Prensa Ayto. Torremolinos) El concejal de Medio Ambiente y Sanidad, Antonio Ruiz, ha anunciado hoy que el Ayuntamiento de Torremolinos ha aprobado un protocolo para controlar las colonias felinas de la ciudad a través del método CER (Captura, Esterilización, Retorno) que garantice tanto la salud y cuidado de los animales, como la higiene de la ciudad.

En este sentido, Ruiz ha señalado que “el método consta de varias fases. La primera es el control de población de las colonias felinas, mediante un registro que figurará en el Ayuntamiento, más tarde los colaboradores procederán a la captura de los animales, y habrá una esterilización y posterior reinserción a la colonia. Queremos garantizar el bienestar de los gatos que están en nuestras calles, así como controlar que la tarea de cuidados no signifique el crecimiento de la insalubridad y falta de higiene”.

Para la primera fase, el edil responsable de Medio Ambiente ha declarado que “vamos a hacer un carnet para los colaboradores. Ya tenemos una base de datos de aquellos que nos ayudaron a alimentar y cuidar a los animales en estas colonias durante la pandemia y empezaremos por ellos y ellas. Aquellos interesados en este proyecto podrán consultar todas sus dudas en la web del Ayuntamiento a principios de la semana que viene”. “A finales de febrero o principios de marzo como mucho empezaremos a dar los cursos de formación, para que al inicio de la primavera se pueda iniciar la labor de los cuidadores de forma oficial y controlada, a sabiendas que estos plazos van a depender de cómo vaya evolucionando la pandemia”, ha explicado Ruiz.

Este método se aplica desde hace décadas. Los gatos tanto de zonas urbanas como rurales, son capturados y se llevan al veterinario para su esterilización, desparasitación, revisión sanitaria y marca en la oreja, que permite que no se vuelvan a coger los que ya han pasado por este proceso y sean fácilmente identificables. Una vez recuperados se devuelven a la colonia, su lugar de origen.

Print Friendly, PDF & Email