José Antonio Gómez: “A pesar de la pandemia seguimos trabajando por un Ojén con más infraestructuras y servicios”

Revista Lugar de Encuentro entrevista a José Antonio Gómez, alcalde de Ojén. El primer edil nos explica cómo afronta el municipio la pandemia mundial de la Covid-19. 

¿Cómo vive Ojén esta crisis sanitaria?

Con preocupación. Es verdad que el pueblo no se ha visto afectado por casos demasiados graves y el número de incidencia no es alto. Pero mantenemos la cautela. De hecho, si miramos a nuestro alrededor, los municipios cercanos presentan confinamiento perimetral.

¿Se encuentra ante el reto más importante desde que es alcalde?

Desde junio de 2007 que tengo el honor de ser alcalde de Ojén he afrontado muchos retos. En ese mismo año padecimos una gran crisis económica con unas cifras de parados elevadísimas. Gestionamos desde el ayuntamiento de forma rápida y ágil las bolsas de empleo para crear trabajo en la medida de nuestras posibilidades.

Allá por 2012 sufrimos el mayor incendio que se recuerde en la Costa del Sol. El municipio con más afección fue el nuestro.

Asimismo, hemos padecido inundaciones, cortes de carreteras, y desde 2020 desgraciadamente, vivimos la crisis del coronavirus.

Ante estas circunstancias especiales, no me cabe duda que los momentos no los elegimos nosotros. Pero hay que seguir trabajando y mirando hacia adelante. Siempre ponemos lo mejor de nosotros. Este equipo de gobierno apuesta desde el primer día por el trabajo, esfuerzo y honradez.

El mapa Covid de la Junta de Andalucía no ofrece datos del municipio de Ojén, ¿eso quiere decir que no hay casos o que son mínimos?

La página de la Junta de Andalucía cuenta con una mala actualización. Transmití al delegado de salud que los alcaldes, concejales y trabajadores municipales no disponemos de una información precisa a través de esa web.

Lo bueno de un pueblo pequeño es que nos conocemos todos. Y el propio vecino comunica si es positivo. De este modo, se le ayuda en su proceso de cuarentena y así se puede paralizar la cadena de contagios lo antes posible. La ciudadanía de Ojén es responsable en su mayoría, cumpliendo las medidas de una manera estricta.

A día de hoy no contamos con ningún fallecimiento por coronavirus y haciendo cómputo global habremos contado con unos 70 contagios. Aunque en este mes hay unos 14 positivos y se está controlando a todo aquel que ha tenido contacto con esas personas. Mi deseo es volver pronto a la normalidad de cero contagios.

¿Cuáles son las principales medidas adoptadas por el consistorio desde que comenzó la pandemia?

Para empezar desinfección diaria de las calles, colegios y dependencias municipales.

Además, se apoya a todo el mundo en especial a las personas con menos recursos. Para este colectivo se ha programado también ayudas de pago de alquiler por los problemas de liquidez de muchas familias al reducirse sus ingresos o perder empleo.

No dejamos atrás al comercio local. Se han creado dos convocatorias del Plan de Impulso para autónomos del pueblo. Se trata de unas subvenciones debido a las restricciones que están sufriendo los negocios locales por la pandemia.

¿Cuál es la salud financiera del ayuntamiento?

El ayuntamiento de Ojén goza en sus cuentas de buena salud. Con déficit cero y cumpliendo todos los plazos y objetivos legales. No existe deuda y hay capacidad de financiación. El saldo de las arcas municipales es positivo y se ha conseguido que el periodo de pagos a proveedores esté muy por debajo del plazo máximo fijado por ley.

En el mes de diciembre se aprobaron los presupuestos con el voto a favor de todos los grupos excepto el de “Por Mi Pueblo” que alega poca inversión social. ¿Qué puede decirnos?

Para empezar, hemos incrementado un 3% la partida de Asuntos Sociales. Y con el último decreto del gobierno central, los ayuntamientos podemos tirar del superávit para reforzar las políticas sociales.

Estos presupuestos ascienden a 4.986.850 euros. Continúan en la línea de trabajo del equipo de gobierno. Sin déficit ni préstamo pendiente de devolución. Contenemos el gasto.

“Por mi pueblo” está en la línea de no apoyar y votar en contra de todo. No aprueba que Ojén disponga de un edificio de usos múltiples o el inicio de expediente para disponer de más aparcamientos en el pueblo.

Nosotros queremos un Ojén con más servicios y equipamientos. Hace poco se estrenó la pista skate destinada a la juventud. Y seguiremos desarrollando más proyectos que generen bienestar. Dotando de infraestructuras y servicios. Sin olvidar al turismo y su dinamización, ahora que empieza la aprobación del parque nacional Sierra de las Nieves. Si miramos con alturas de miras, el municipio experimentará muchas visitas. Y que menos que contar con plazas de aparcamiento para facilitar la visita a los turistas.

¿Qué otros proyectos desea que vean la luz pronto?

Deseamos que vean la luz proyectos tan importantes como el parque empresarial. Falta un trámite de la Junta de Andalucía para el que he pedido celeridad. El desarrollo de esta zona industrial será un revulsivo para Ojén, y su entorno más directo por la ubicación estratégica hacia la Costa y Marbella.

En diciembre mantuvo una reunión con Margarita del Cid, vicepresidenta de Diputación. ¿A qué se han comprometido desde el ente provincial?

A priori fue una reunión muy productiva. Diputación, exceptuando el programa de concertación, poco dinero ha aportado a Ojén. No obstante, se han comprometido a financiar con nosotros la futura casa de la cultura. La fase del proyecto está ya ejecutada desde el ayuntamiento.

¿Cómo afrontáis 2021?

Con ilusión, ganas de seguir trabajando y el deseo de que se erradique la pandemia. Y como no, la esperanza en la vacuna, para que este año sea el de la normalización. Como transmití al delegado de salud, deseo que la comunidad andaluza disponga de todos los recursos necesarios ya que a día de hoy no tenemos fecha prevista para vacunar en Ojén. Andalucía debe pisar el acelerador para que la vacuna se ponga inmediatamente y podamos generar esa inmunidad para la deseada normalidad.

¿Qué ocurrirá con Ojeando Festival y la Feria de Ojén? 

Faltan meses, aunque el tiempo transcurre rápido. Nuestro deseo es poder celebrar la feria de octubre. Mantenemos la esperanza de que así sea.

Respecto a Ojeando Festival, que se organiza para julio, es precipitado decir aún nada. El tiempo dirá. Por nuestra parte seguimos trabajando como si se volviera a la normalidad, pero tenemos presente la situación actual. La salud tiene que prevalecer por encima de estos eventos.

Print Friendly, PDF & Email