Épico triunfo del CD Colegio El Pinar ante un enorme Unicaja que supone un decisivo paso adelante como conjunto de Liga EBA

La escuadra colegial, que ya comienza a sonar como ‘equipo revelación’ de la temporada 2020/21, logra la victoria más importante de la primera vuelta del campeonato frente al todopoderoso Unicaja (79-76) en un encuentro para el recuerdo, probablemente el más competido de toda la categoría, que se tuvo que decidir en el tiempo añadido y que resolvió Jesús Guerrero desde la línea de 6’75. A falta de un partido para la conclusión de este primer tramo de competición, el triunfo permite a los rojillos asegurarse como poco el 50% de balance en los partidos de la primera vuelta.

(Departamento de comunicación Colegio El Pinar) La prudencia, que es sinónimo de humildad y premisa básica del discurso del técnico José Caballero ‘Caba’ desde la campaña ‘Senior’ allá por la temporada 18/19, sigue siendo la hoja de ruta de un plantel, el Club Deportivo Colegio El Pinar; sobre el que comienzan a recaer miradas de reojo de uno y otro lado de la disciplina y que, desde algunos foros, ya te cataloga con la etiqueta de ‘equipo revelación’ de la competición tras una victoria, la de ayer frente al todopoderoso e intenso Unicaja (79-76), sufrida, luchada, trabajada y con sabor a gloria por lo que supone moral y deportivamente en las aspiraciones de este joven grupo recién ascendido a la Cuarta División del baloncesto nacional.

El partido, con un arrollador comienzo de los locales que barrieron al equipo de los Guindos con un enorme juego en un primer cuarto de libro (27-16), estuvo plagado de altibajos, idas y venidas y tanteos parciales que oscilaban de un bando a otro como en una montaña rusa nunca antes vista en la cancha colegial: 5-17 / 22-22 y 19-18 para terminar en un tiempo añadido de infarto.

De nuevo, un choque no apto para cardiacos, profundamente igualado y lleno de emoción, que se tuvo que decidir, como no podía ser de otra forma, en la prórroga y gracias a un actuación desde la línea de 6,75 de Jesús Guerrero que, tras no haber estado muy acertado en todo el partido desde ese mismo registro, sí que fue capaz de colar la bola decisiva que sirvió para dejar los puntos en casa.

Tras una primera parte de ida y vuelta el segundo tiempo fue de plena igualdad. Comenzó la reanudación mejor Unicaja, con un Santos que tras la canasta previa al descanso siguió aportando puntos a los suyos. No tenía pinta que alguno de los equipos pudieran escaparse justo en el cuarto decisivo. Se mantenía el respeto y la igualdad, sin que apenas hubiese canastas sencillas. Sin embargo El Pinar estuvo a punto de romper el partido. Una canasta de Folgueiras suponía el 67-60 a poco más de tres para el final. Bastante renta viendo como transcurría el partido y más conociendo como se las gasta El Pinar en el último cuarto. Pero Unicaja dar la vuelta al asunto con el oficio y el talento de los suyos. Sené y Tamba se echaron el equipo a las espaldas y lograron equilibrar la balanza y el marcador, que se quedaría en 73-73. Ahí llegó el añadido y la magia con la que Guerrero logró hacer lo que durante todo el choque se le había estado resistiendo. Cosas del básket.

Zona alta

La victoria, lejos de ser intrascendente en el casillero de un novato de la categoría y con la perspectiva de una temporada tan atípica como la presente, marcada por los partidos suspendidos debido a la pandemia, mete a la escuadra colegial en la ‘pomada’ de la parte alta de la tabla con cinco triunfos en nueve partidos disputados, cuatro derrotas; un tanteo a favor de 696 y 14 puntos; los mismos que el Costa de Almería, que ocupa el segundo lugar; y que Unicaja, que tras el choque directo de esta jornada queda justo por debajo de El Pinar con una derrota más -la del sábado-; aunque también con un partido jugado más y, por tanto, 14 puntos también.

Son unos números extraordinarios para el CD, una onda positiva que sirve para espolear anímicamente a los jugadores de El Pinar y así lo reconoce el propio técnico ‘Caba’; si bien, el ‘míster’, en su línea habitual, opta por continuar con la cautela e ir mirando partido a partido y reto a reto: “Estamos muy muy satisfechos por el trabajo que estamos realizando y que nos reporta alegrías como las de ayer. Fue un encuentro complicado e igualado que al final nos pudimos llevar. Un triunfo muy importante contra un equipo con mucha altura y gente que físicamente tiene un rendimiento destacado”

Sobre el balance de esta primera mitad de temporada, ‘Caba’ valoró la constancia de sus hombres y el esfuerzo realizado: “Creo que estamos haciendo las cosas bien y que, tal y como planteamos al comienzo del año, somos capaces de salir a la pista y competir, que el mérito y el valor de este equipo. Nunca damos un partido por perdido, peleamos por cada punto y todos los rivales que se enfrentan a nosotros tienen que darlo todo y sufrir para ganarnos. Este es el gran objetivo y queremos seguir así con la idea de consolidar la categoría. Todo lo que venga después, será un regalo”.

Print Friendly, PDF & Email