Un dispositivo de 100 operarios trabaja en devolver la normalidad tras el fuerte aguacero

A pesar de haber caído 150 l/m2 en siete horas, la infraestructura hidráulica de Alhaurín de la Torre ha funcionado correctamente y los daños por la tromba han sido leves. El Plan Municipal de Emergencias siguió activado hasta las 2 de la madrugada y a las 06:00 horas se reanudaron los trabajos de limpieza

(Prensa Ayto. Alhaurín de la Torre) La borrasca Filomena a su paso por Alhaurín de la Torre ha causado en la tarde-noche del viernes al sábado algunos daños a consecuencia de las fuertes precipitaciones registradas especialmente en las últimas siete horas, con hasta 150 litros por metro cuadrado. A pesar de ello, la infraestructura hidráulica de la localidad ha respondido de forma correcta, tanto en el casco urbano como en la periferia y zonas rurales, por lo que los desperfectos han resultado mínimos, según la primera valoración del alcalde, Joaquín Villanova, quien había activado el Plan Municipal de Emergencias sobre las 22 horas. Alrededor de 100 operarios y efectivos componen el dispositivo de seguridad y limpieza para restablecer la normalidad en todo el término de Alhaurín de la Torre, gracias también a que dejó de caer agua. Este equipo, compuesto por Policía Local, Protección Civil, Bomberos del Consorcio, Guardia Civil, Servicios Operativos y trabajadores del Servicio de Aguas Aqualauro y de empresas externas contratadas con maquinaria pesada, permaneció movilizado hasta las dos de la madrugada, en tareas de vigilancia y control, sobre todo. Y cuatro horas después, a las 06:00 horas, todos los turnos disponibles estuvieron activos de nuevo para reemprender las tareas de limpieza de las zonas más dañadas, especialmente en Pinos de Alhaurín, Camino de la Acequia y varias zonas rurales y caminos periféricos de tierra, anegados por el aguacero.

Ya a las doce de la noche,  la alerta decretada por AEMET era amarilla y así se mantendrá durante la primera hora del sábado, por lo que no parece probable que se recrudezcan las precipitaciones.

El agua caída en Alhaurín de la Torre en las últimas 24 horas ha sumado alrededor de 210 litros por metro cuadrado, con fuertes rachas de viento, si bien el peor momento ha transcurrido entre las cuatro de la tarde y las once de la noche, con casi 150 litros. La configuración del casco urbano, situado en la falda de la sierra, y con numerosas calles y avenidas en cuesta abajo y arroyos urbanos que lo atraviesan de Sur a Norte, ha complicado de forma notoria la capacidad de evacuación de las tuberías. Sin embargo, a pesar de la fuerza del agua y el arrastre, que ha afectado a varios vehículos en el Mirador de Bellavista y en las proximidades del recinto ferial, la red hidráulica ha respondido de forma más que correcta. El propio alcalde ha resumido esta circunstancia con una elocuente frase: “Si no llega a ser por la inversión municipal de más de 15 millones de euros en los últimos años en infraestructura hidráulica subterránea,ahora mismo estaríamos hablando de una desgracia, porque no hay pueblo ni ciudad que resista el impacto de tanta agua caída”.

Este es el recuento de incidencias de los que tenemos constancia hasta ahora:

-En Torrealquería: el encauzamiento del arroyo central llevado a cabo hace unos meses ha funcionado muy bien. Algunos caminos de tierra del entorno han quedado anegados y encharcados y ha provocado el aislamiento temporal de varias familias. Mañana a primera hora quedarán limpios y despejados.

-En el centro urbano y casco histórico: se han detectado varias alcantarillas reventadas y levantadas, algún coche atravesado y varias motos arrastradas, daños que ya han sido reparados inicialmente.

-Pinos de Alhaurín se ha llevado la peor parte, si bien los sistemas de drenaje han respondido razonablemente bien: en la avenida Pablo Ruiz Picasso, los arenemos han ayudado a que el arrastre de agua y tierra no resultara tan devastador, ya que la corriente no bajó con tanta fuerza. No obstante, de forma preventiva, la Guardia Civil, cortó los accesos de entrad y salida a esta barriada.

En el arroyo del Pinar, los areneros han funcionado bien y la rotonda no ha habido que cortarla, aunque las viviendas más cercanas a esa zona sí se han visto parcialmente afectadas y el camino de subida a las canteras ha habido que cortarlo temporalmente. Algunos muros y vallas se han desprendido en Pinos y en el camino de la Acequia, junto al colegio El Pinar. Se ha comenzado a despejar y quitar esos restos y escombros y mañana se seguirá haciéndolo.

-En la travesía urbana es donde mejor ha funcionado el sistema de drenaje de aguas pluviales, ya que hace años se anegaban sótanos y bajos y ahora no, gracias a todo el nuevo alcantarillado y redes de evacuación.

-En las zonas de Piamonte, San Joaquín y Zamorilla, los puentes principales recién habilitados y reconstruidos han respondido perfectamente, no ha habido que cortar accesos rurales debido a la crecida del arroyo del Valle, afluente del Río Guadalhorce.

Joaquín Villanova ha querido felicitar a todos los integrantes del dispositivo por su “intachable y excelente labor” y ha recalcado que Alhaurín de la Torre ha sido capaz de responder con solvencia a una nueva noche complicada debido al temporal. También vuelve a hacer un llamamiento a la prudencia a quienes vayan a desplazarse mañana -todavía se esperan lluvias el sábado y domingo- y pide paciencia a los vecinos que se hayan visto más afectados por los daños, ya que en la jornada de mañana, se podrá restablecer la normalidad.

Ver vídeos en nuestras cuentas de facebook  e instagram

Print Friendly, PDF & Email