El PSOE-A defiende la educación andaluza frente al “regalo de Navidad envenenado” de Moreno Bonilla de un nuevo presupuesto que recorta los servicios públicos

La portavoz de Educación del Grupo Socialista, Beatriz Rubiño, garantiza que la ley estatal Lomloe recién aprobada “salva” la enseñanza frente a una orden autonómica de conciertos educativos que continúa la estrategia de PP y Cs con la ultraderecha de “degradar” el sector público a favor del negocio privado

(Nota de prensa PSOE) El PSOE de Andalucía ha reivindicado la educación pública en la comunidad amparada por la nueva ley estatal educativa ya aprobada en las Cortes Generales y frente a la orden de conciertos anunciada por el Ejecutivo de la Junta con el objetivo de deteriorar la enseñanza andaluza como servicio público y favorecer el negocio privado en este sector. La portavoz de Educación del Grupo Socialista, Beatriz Rubiño, ha rechazado los “regalos envenenados de Moreno Bonilla y su Gobierno muy de derechas” en los Presupuestos autonómicos para 2021 recién aprobados por PP y Cs con la ultraderecha de Vox para “recortar” los servicios públicos esenciales.

En declaraciones vía telemática desde Málaga, Beatriz Rubiño ha censurado que, pese a la necesidad de reforzar la educación pública igualitaria y equitativa ante la crisis del coronavirus y ante la urgencia de fortalecer los servicios públicos sanitarios, especialmente la Atención Primaria como primer frente ante la pandemia, las derechas sacan adelante con la ultraderecha un nuevo presupuesto de la Junta que incide en su “máquina de propaganda, publirreportajes y ‘fake news’ desde San Telmo”. “Frente a los regalos envenenados de Moreno Bonilla a los andaluces, los socialistas reivindicamos una defensa clara del Estado de Bienestar desde las cuentas públicas y unas políticas que sustenten los pilares de ese Estado de Bienestar”, ha insistido.

La representante socialista ha explicado que PP y Cs tumbaron “con el inestimable apoyo de la extrema derecha” más de 30 enmiendas del PSOE en los presupuestos de 2021 en materia de educación, propuestas para adaptar infraestructuras de enseñanza a las condiciones de seguridad e higiene que requiere la pandemia, para ampliar contratos Covid a docentes hasta diciembre de 2021, para las aumentar becas educativas y atender a alumnado con necesidades especiales y para garantizar los servicios complementarios educativos, de transporte y acompañamiento escolar, aulas matinales, actividades extraescolares y comedores.

Beatriz Rubiño se ha referido a los comedores escolares como “ejemplo de la caótica gestión de Moreno Bonilla en materia educativa”, denunciando que comienzan las vacaciones navideñas en los centros escolares y “todavía nueve colegios sólo en Granada están sin servicio durante todo el trimestre”. Ha criticado que esta situación se repite en otras provincias andaluzas, con especial perjuicio en Jaén en plena  campaña de la aceituna. Ha advertido, además, de que “otros 45 centros granadinos no tendrán comedor escolar en enero”, denunciando que Imbroda “vuelve a mentir a las familias y a dejar a miles de niños y niñas sin comedor” y a cientos de trabajadores, sobre todo mujeres, sin poder incorporarse a la vuelta a las clases. “Muchos de estos menores están en el plan de refuerzo alimentario infantil y en los centros recibían su única comida completa del día”, ha recalcado, incidiendo en la “negligencia flagrante de Gobierno de Moreno Bonilla”.

Privatizaciones educativas ‘marca’ Imbroda y Moreno Bonilla

Para la portavoz socialista de Educación, el presidente de la Junta y su consejero Imbroda demuestran con su orden de conciertos educativos que están más interesados en privatizaciones en la enseñanza, al fomentar dichos conciertos en Formación Profesional y Bachillerato. “Moreno Bonilla intenta convertirse en salvador de la educación concertada sólo para confrontar con el Gobierno de Pedro Sánchez y con la nueva ley educativa Lomloe, demostrando que no tiene nada de moderado y que es una versión diluida de las políticas de Díaz Ayuso”.

Ha alertado de que la nueva orden sobre conciertos “sólo provocará que se degrade aún más la educación pública andaluza” y, según ha reiterado, responde al “afán de privatización y de dar negocio a un sector que Imbroda conoce bien” y que queda claro, igualmente, en la “condena de los centros públicos con la pérdida de unidades” que está ejecutando el Gobierno de derechas en la Junta.

Beatriz Rubiño ha garantizado que la nueva ley estatal “salva la educación pública” en Andalucía y en todo el país, porque, para empezar, elimina el concepto de ‘demanda social’ inventado por el PP en la Ley Wert para favorecer el negocio privado en la enseñanza en detrimento del sector público. La representante regional socialista ha resaltado el amplio apoyo en la aprobación de la Lomloe en el Senado y el objetivo de la norma de impulsar la modernización sistema educativo mejorando su financiación, la carrera docente y una enseñanza más personalizada.

Ha advertido de las falsedades del “argumentario de la derecha reaccionaria” contra la Lomloe, dejando claro que “el castellano no va a desaparecer de las aulas, los centros de educación especial no se cerrarán, la concertada no corre peligro y la Religión seguirá en la oferta obligatoria, aunque sin contar para el expediente ni para las becas”.

La portavoz socialista ha incidido, además, en que la Lomloe se ha elaborado desde el Gobierno de España contando con cientos de colectivos educativos y contemplando más de 350 enmiendas de los grupos políticos. “Le pese a quien le pese en la derecha, esta ley nace del consenso con la comunidad de educativa y del acuerdo en 2013 de diez grupos para acabar con la peor ley educativa de la democracia, la Ley Wert, que nació del rodillo parlamentario de Rajoy y el PP”, ha certificado.

Print Friendly, PDF & Email