El Sabor de Galicia, Rías Baixas

Las Rías Baixas son un referente gastronómico por excelencia. Por no mencionar lo conocidos que son los vinos D. O. Rías Baixas. Todos hemos visto sus espectaculares fotografías. Galicia, repleta de bosques centenarios y viñedos, es un lugar único en el que las montañas se funden con el mar.

Y qué decir de su fabulosa gastronomía, en las Rías Baixas podrás degustar exquisitas carnes y pescados, mariscos, postres típicos y cómo no, los mejores vinos. De todos es bien conocido el excelente sabor de las ostras crudas del municipio de Arcade. También destacan las almejas de la variedad O Carril acompañadas de un chorrito de limón.

Otra de las delicias gallegas más conocidas son los mejillones, que puedes cocinar de varias formas: cocidos, en salsa, al vapor, a la vinagreta, etc. Y no nos podemos olvidar de las navajas, las vieiras, las nécoras, los berberechos, etc. Pero lo que sin lugar a duda es un plato típico gallego, es el famosísimo pulpo “a feira”, todo un manjar de las Rías Baixas.

En la provincia de Pontevedra puedes degustar algunos pescados de agua dulce como las angulas, las lampreas, las truchas y los salmones. Destacan especialmente las lampreas y las angulas del río Miño. Puedes comer las lampreas de diversas formas, lo más típico es en empanada, a la bordelesa, rellenas y rebozadas.

Tanto con los productos del mar como con los de río harán que se te haga la boca agua. Si no eres mucho de pescados ni de mariscos, Galicia también te ofrece carnes sabrosísimas. Además, las recetas se transmiten de generación en generación y se elaboran con sumo cuidado.

Podemos destacar la conocida ternera gallega y el cordero. Las carnes gallegas de las Rías Baixas son famosas por su gran calidad. Si te gusta la carne tienes que probar el cocido gallego de Lalín, el lacón con grelos, el churrasco, los pinchos morunos, la richada de Forcarei y el embutido gallego.

¡Y qué decir de sus postres!

En las Rías Baixas podrás degustar manjares tales como el arroz con leche, las torrijas, el queso de tetilla con membrillo, el requesón, la leche frita, las cañas fritas rellenas de crema, las filloas y las chulas. Cualquiera de estos postres tan típicos es ideal para rematar una buena comida o cena con vistas a la Ría.

En cuanto a los vinos Denominación de Origen Rías Baixas, cabe mencionar que cuentan con el reconocimiento tanto internacional como nacional. Es por ello por lo que muchos de ellos han recibido diversas distinciones.

Por lo general, los vinos D. O. Rías Baixas son perfectos para acompañar tanto pescados como mariscos. Los hay de diversas variedades, tanto secos como florales y afrutados. Los más conocidos son los que se elaboran con la uva Albariño que les da ese típico color dorado.

Aunque el Albariño representa alrededor del 90% de los vinos D. O. Rías Baixas, también destacan los vinos elaborados con uvas de Loureira y Treixadura. Sin embargo, estos últimos son más ácidos que el Albariño.

Dentro de la D. O. Rías Baixas podemos destacar los siguientes vinos: Rías Baixas Albariño, Rías Baixas Rosal, Rías Baixas Val do Salnés, Rías Baixas Condado do Tea, etc. Aunque esta denominación de origen es famosa por sus vinos blancos, también podemos encontrar grandes opciones de Rías Baixas Tinto.

Cualquiera de estos vinos es una apuesta segura a la hora de acompañar entrantes, mariscos, carnes y pescados de las Rías Baixas. Cada vino tiene su peculiaridad y por tanto puede ir mejor con un plato u otro.

Lo que no te puedes quedar sin probar son los licores de la provincia de Pontevedra. El más conocido es el aguardiente, el cual puede alcanzar entre los 33 y los 40 grados. Hay cuatro variedades: de hierbas, de licor café, tostada o blanca.

En resumen, las Rías Baixas no solamente son un paraíso por sus preciosos paisajes y playas casi tan bonitas o más que las del mismísimo Caribe, sino que las Rías Baixas también destacan por sus vinos y su gastronomía.

Si aún no has visitado las Rías, no lo dudes y reserva un hueco en tu agenda para disfrutar de un viaje inolvidable, donde la comida, el vino y las vistas se unen para garantizar la escapada perfecta.

Print Friendly, PDF & Email