El PSOE de Málaga reclama a la Junta y Diputación la puesta en marcha de medidas de apoyo a la hostelería y a la creación de empleo en la provincia

“Frente a unos gobiernos de derechas en Andalucía y Málaga que sólo buscan la confrontación y el ataque a la sanidad y la educación pública, el gobierno de España sigue apostando por la ampliación de derechos sociales y la protección de los servicios públicos”, señala su secretario general, José Luis Ruiz Espejo

(Prensa PSOE Málaga) El PSOE de Málaga ha reclamado a los gobiernos del PP y C’s en la Junta de Andalucía y la Diputación de Málaga que pongan en marcha una serie de medidas destinadas a apoyar a la hostelería y la generación de empleo en nuestra provincia, teniendo en cuenta el enorme impacto que está ocasionando la pandemia.

Para su responsable provincial, José Luis Ruiz Espejo, “es urgente que el gobierno de Moreno Bonilla deje de poner excusas y lleve a cabo el plan de rescate del comercio de cercanía de Andalucía, incluyendo el comercio ambulante, que ha aprobado recientemente el Parlamento andaluz. Se tratan de ayudas directas a fondo perdido, dotadas con al menos de 200 millones de euros, destinadas a propiciar que puedan pervivir las empresas y autónomos del comercio de nuestra tierra. Son ayudas directas vinculadas por supuesto al mantenimiento del punto de venta y del empleo y articuladas antes de la finalización del presente ejercicio presupuestario, sin estar sujeto a la aprobación del próximo presupuesto”.

Asimismo, en la resolución que ha sido aprobada en el seno de la reunión telemática de la Comisión Ejecutiva Provincial de los socialistas en Málaga, se insta igualmente al ejecutivo andaluz a destinar un fondo de ayudas de al menos 250 millones de euros al sostenimiento de las empresas y autónomos del sector de la hostelería.

“Consideramos unas medidas esenciales que van a permitir garantizar la permanencia de un pilar esencial de la economía andaluza y por supuesto malagueña, que da empleo a miles de trabajadores y trabajadoras que, ante las consecuencias económicas de la pandemia, están viendo seriamente amenazados por puestos de trabajo”, ha insistido.

En línea con esta resolución, los socialistas han aprobado otra relativa a la necesidad de que la Diputación de Málaga ejecute un plan de creación de empleo especialmente en los municipios menores de 20.000 habitantes. “Son localidades donde el impacto económico y empresarial del COVID_19 está siendo aún mayor si cabe, lo que está ocasionando un incremento muy elevado del desempleo. Por tanto, entendemos que es fundamental que se destinen recursos a la generación de oportunidades para aquellas personas que han visto perder su puesto de trabajo y que se encuentran en una situación muy difícil para volver a encontrarlo”.

Por otra parte, Ruiz Espejo ha querido contraponer la caótica gestión que están los gobiernos de Moreno Bonilla y Salado a lo largo de estos meses de pandemia con la llevada a cabo por el ejecutivo de progreso de Pedro Sánchez. “Frente a unos gobiernos de derechas en Andalucía y Málaga que sólo buscan la confrontación y el ataque a la sanidad y la educación pública, el gobierno de España sigue apostando por la ampliación de derechos sociales y la protección de los servicios públicos”.

“El deterioro de la sanidad pública en Andalucía es un claro ejemplo de la mala gestión del ejecutivo de PP y C’s en nuestra comunidad autónoma. Después de estar durante todo el estado de alarma exigiendo al gobierno de España que le permitiera gestionar las competencias, una vez las han tenido han demostrado su absoluta incapacidad”, señala el líder de los socialistas.

“No han adoptado medidas de prevención, refuerzo ni de apoyo del sistema sanitario público andaluz, han actuado basados en la improvisación y las ocurrencias, generando un caos en sectores esenciales de nuestra economía como la hostelería o el comercio, además de no realizar inversiones en nuestra provincia, que requería de un plan de choque sanitario con el que reforzar la atención primaria, absolutamente colapsada, de la contratación de más profesionales sanitarios y rastreadores así como la apertura de infraestructuras ya acabadas como el hospital de Estepona”, ha subrayado.

A su juicio era fundamental “poner en evidencia toda esta mala gestión en materia sanitaria, que se ha agudizado en estos meses de incidencia de la pandemia, y por eso hemos aprobado una resolución en la que reprobamos la gestión sanitaria del gobierno de Moreno Bonilla”.

Por el contrario, en la reunión de la ejecutiva se ha dado luz verde por unanimidad dos resoluciones en las que destacamos el impulso del gobierno central en materia de protección de servicios públicos y de ampliación de derechos sociales.

“La primera de ellas, de apoyo a la nueva ley de educación aprobada en el Congreso de los Diputados con el respaldo de hasta siete formaciones políticas muy diferentes, sumando 177 votos a favor. Es importante destacar esto puesto que la anterior ley de educación aprobada por el anterior gobierno de Rajoy sólo obtuvo el apoyo del PP”, ha indicado.

“Se trata de una ley que garantiza el acceso de todos los españoles a tener una educación de calidad, tanto de enseñanza pública como concertada o privada, que no suprime los centros de educación especial ni elimina el castellano en las comunidades autónomas con lenguas cooficiales, y garantiza por supuesto la equidad y la igualdad de oportunidades. Así, en la resolución hemos demandado al gobierno andaluz que no boicotee la puesta en marcha de esta nueva ley educativa y no siga con la dinámica segregadora de privilegios a quienes más recursos tienen que propiciaba la llamada Ley Wert”, reclama.

Y, por otro lado, Ruiz Espejo ha recordado la importancia de la nueva ley de eutanasia, “una ley que sitúa a nuestro país en la vanguardia de la extensión de derechos civiles y que garantiza que aquellas personas con un padecimiento que le genera dolencias, un sufrimiento intenso y sin posibilidades de mejora puedan aliviarlo con una muerte digna”.

“Se trata por tanto de regular el derecho a vivir y morir dignamente, poniendo fin al sufrimiento con libertad y autonomía, preservando su integridad y su dignidad y no obligándoles a vivir en malas condiciones. Lamentablemente, vemos como la derecha se ha unido en su oposición a la extrema derecha, volviendo a quedar nuevamente rezagada como ya hicieron en otras cuestiones como las leyes del divorcio, la de interrupción del embarazo, el matrimonio igualitario o la ley de igualdad”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email