“Congregación para la causa de los santos”

Es una de las congregaciones, de las nueve existentes de la Curia Romana, y su finalidad es el estudio de los escritos y de la vida de los siervos de Dios, para si se pueden admitir en el catálogo de los beatos o beatas o santos o santas.

En la actual conformación, fue creada en 1969 por Pablo VI. También tiene la atribución de dar el título a algunos santos o santas de “doctor de la Iglesia”, actualmente, con este concepto solo existen una treintena en estos dos milenios.

Se indica que en el Martirologio del 2005 existían unos siete mil santos y beatos. Hay que indicar que el Martirologio es el catálogo oficial del cristianismo católica dónde se insertan los nombres de las personas que han sido proclamados beatos o santos o santas. A fecha de hoy, posiblemente, roce los diez mil, según algunas fuentes.

Existen diríamos un proceso de estudio y análisis, muy serio, que a lo largo de los siglos, ha ido derivando y evolucionando, y, que ahora, no podemos narrar aquí, en este modesto artículo, pero que es muy interesante, que ustedes, con los medios de información actuales se asomen a este conocimiento.

Esencialmente, se pasa por cuatro fases, cada una, con sus condiciones, que se pueden indicar como Siervo o Sierva de Dios, Venerable, beato o beata, santo o santa.

Hay, que pensar, que una cifra actual entre siete mil y diez mil personas, incluyendo en esta cifra mártires, el proceso del martirio, que por lo general, solo oficialmente se consideran, un tanto por ciento muy pequeño, de todos los mártires que en el cristianismo se ha producido desde la antigüedad romana, entre otros motivos, por no conocer los nombres, por no conocer suficientes datos, por pérdida de documentación, porque al principio del cristianismo, su nombramiento como mártires, existían muchas dificultades, etc.

No podemos olvidar, que hasta donde sabemos el cristianismo es una de las religiones positivas, que siglo tras siglo ha sufrido una enorme cantidad de persecución, de muchas maneras y formas, pero también, llegando a la muerte. No solo están las diez grandes persecuciones en el imperio romano, sino que siglo tras siglo se ha ido produciendo. En esa misma antigüedad el imperio persa también persiguió a muerte, llegando a la situación del siglo veinte, que ha sido, en alguna zonas del mundo, en algunos periodos históricos, algunos historiadores, piensan que más cruel y cruenta que la romana…

Cuando se analiza el problema de Dios, de las religiones, del cristianismo raramente, se estudia y analiza este capítulo, que es el sistema y el proceso de las beatificaciones y canonizaciones en el cristianismo católico, que es una de las mas serias y profundas. En síntesis, es una especie de juicio que se le hace a un ser que ha fallecido, dónde existe el abogado defensor, el fiscal, los testigos, el tribunal, etc. Además, para el proceso de aprobación de beato o beata o santo o santa, un milagro aprobado en cada paso, aprobado por las autoridades científicas, médicas por lo general, y aprobado, por un tribunal teológico, y al final, sancionado por el Sumo Pontífice.

Yo, siempre he entendido o creído, que el catolicismo, por lo general, no hace demasiado alarde de los mismos milagros que se producen en su seno, por el poder del Buen Dios, porque piensan, que quizás, como en el Evangelio existían muchos leprosos en la antigüedad, y muchos ciegos, pero el Nazareno, por unas razones o por otras, solo curó, según los Evangelios, a una parte, no a todos. También, es cierto, que el mismo Nuevo Testamento indica, que en algunas comarcas, no hizo más signos prodigiosos, milagros o señales específicas, porque “no tenían fe”. Es cierto, que varios millones de personas, van todos los años a Lourdes, y solo aprobados oficialmente, existen unos setenta milagros, aunque se creen, que se han producido otros miles. Pero desde luego, no todas las personas se curan.

Cuando se habla de ética y moral, a veces, olvidamos, que los grandes moralistas y éticos, no solo son los filósofos y sus grandes sistemas teóricos de filosofía moral, sino que quizás, los grandes moralistas y éticos, esencialmente influidos y dirigidos y llevados por la gracia de Dios, los grandes ejemplos morales y éticos, se dan en el seno del cristianismo, especialmente, estos miles de personas, que a lo largo de los siglos, con multitud de circunstancias diferentes, épocas y tiempos y culturas y realidades de todo tipo, han sido capaces de llevar una vida de un alto nivel moral y espiritual. Sin negar que en otros sistemas ideológicos culturales se produzcan personas de un alto nivel moral y espiritual.

Para terminar, habría que indicar, en un tiempo, que en general, el índice de lectura ha aumentado, quizás, le convendría a usted, introducirse un poco, en el conocimiento del proceso de beatificación del catolicismo, y de leer, el estudio y análisis y la aprobación de un milagro y, todos sus pasos y sus análisis, el proceso que lleva y todos sus cortapisas, y también, el proceso de la aprobación de un santo o santa.

Además, quizás, le convendría leer, algunas biografías de santos o santas, bien escritas con las metodologías historiográficas pertinentes, y si, es posible, de estos dos o tres últimos siglos, dónde existe una enorme cantidad de documentación. ¡Paz y verdad y bien…!

http://articulosperiodisticosjmm.blogspot.com.es © jmm caminero (21 sept-14 nov 2020 cr).

Fin artículo 2.319º: “Congregación para la causa de los santos”.

Print Friendly, PDF & Email