Cs defiende la recuperación y ampliación del Museo Abierto de Fuengirola

La formación naranja registra una moción para poner en valor y potenciar esta pionera pinacoteca al aire libre, creada en los años 80 y que el PP ha dejado caer en el olvido al retirar la mitad de las obras del museo. Para Javier Toro se trata de “un atentado contra la cultura y una oportunidad perdida”

(Nota de prensa Ciudadanos Fuengirola) El Grupo Municipal Ciudadanos en el Ayuntamiento de Fuengirola ha defendido hoy la necesidad de recuperar el Museo Abierto de la ciudad, una iniciativa pionera puesta en marcha por el Consistorio a principios de los años 80 y que el equipo de gobierno del PP ha dejado caer en el olvido, hasta el punto de que la mitad de las obras hace décadas que dejaron de poder verse y que las que se mantienen no se resaltan y brillan por su ausencia en los materiales de promoción turística.

Para ello, la formación naranja ha registrado una moción para su debate en el Pleno del Ayuntamiento fuengiroleño con la que pretende recuperar, potenciar y ampliar esta pinacoteca al aire libre. El Museo Abierto de Fuengirola fue capaz de reunir a algunos de los mejores pintores contemporáneos, como Eusebio Sempere, Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en 1980 y Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1983; Alfonso Fraile, Premio Nacional de Pintura de 1962 y Premio Nacional de Artes Plásticas en 1983; Elena Asins, Medalla de Oro de las Bellas Artes en 2006 y Premio Nacional de Artes Plásticas en 2011; o Francisco Peinado, Premio Nacional de Grabado en 1994, Premio Artes Plásticas de Andalucía 1992 y miembro de la Academia de Bellas Artes de San Telmo.

Los artistas llevaron sus trabajos a las medianeras de edificios en una iniciativa que fue concebida para solucionar el impacto visual que suponía la convivencia en las mismas calles de las antiguas casas bajas y los nuevos edificios que se iban construyendo en un municipio que crecía de manera notable turística y poblacionalmente. Para que el arte resistiera, las obras fueron realizadas sobre placas de fibrocemento —atornilladas a una estructura metálica— con pinturas minerales a base de silicatos y acrilatos, que cumplían así la doble función de resistencia e inalterabilidad de los colores.

Del Guggenheim y la Tate Gallery al almacén de Fuengirola

En total se montaron diez pinturas, la primera inaugurada el 10 de octubre de 1982 y la última el 16 de noviembre de 1983, y todas ellas están catalogadas como elementos de interés cultural y ambiental en el vigente planeamiento urbanístico. Sin embargo, “el equipo de gobierno del PP parece que decidió dejar en un almacén este importante patrimonio cultural, de modo que desde hace décadas hay cinco obras que ya no están en las calles de Fuengirola”, tal y como ha expuesto el portavoz del Grupo Municipal Cs en el Ayuntamiento de Fuengirola, Javier Toro.

Entre las obras desmontadas están la del Príncipe de Asturias de las Artes en su cuarta edición, Eusebio Sempere, y los premios nacionales Francisco Peinado y Elena Asins, esta última dañada en su desmontaje. También fueron retirados los trabajos de Eduardo Sanz y Francisco Farreras, un artista este último que puede presumir de que sus obras están en pinacotecas de la talla del Guggenheim de Nueva York, la Tate Gallery de Londres o el Museo Nacional de Arte Moderno de París.

Desconocemos en qué estado se encuentran las obras que fueron retiradas, pero es un atentado contra la cultura mantenerlas escondidas y una oportunidad perdida no mostrarlas y promocionarlas de cara a ofrecer un nuevo atractivo turístico y obtener una ventaja competitiva en el mercado turístico de la Costa del Sol, sobre todo cuando hemos visto estos últimos años cómo Málaga se ha convertido en referente nacional y del sur de Europa en el turismo cultural”, ha asegurado el portavoz de la formación naranja en Fuengirola.

Ni placa, ni iluminación ni folletos

Cs defiende que se restauren las pinturas retiradas y que se instalen en edificios públicos o en privados, como estaban anteriormente, mediante acuerdos con las comunidades de propietarios, además de ampliar la pinacoteca al aire libre con nuevas obras.

Además, el partido liberal reclama que las pinturas se pongan en valor, ya que, tal y como ha manifestado Toro, actualmente “ni cuentan con iluminación, ni son incluidas en los folletos turísticos del Ayuntamiento y sólo uno cuenta con placa, por lo que pasan totalmente desapercibidas para los turistas y hasta cualquier fuengiroleño que no tuviera conocimiento de este proyecto”.

Los trabajos que se mantienen actualmente son los de Manuel Barbadillo, todo un referente en la pintura abstracta española y seis de cuyas obras se encuentran en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid; Enrique Brinkmann, que puede presumir de que una de sus obras forma parte de la colección del MoMA (Museum of Modern Art) neoyorquino; el fuengiroleño Pedro Escalona; y el argentino Julio Le Parc.

Print Friendly, PDF & Email