Francisco Cabrera traza un apasionante recorrido histórico por las fortificaciones de Málaga

El profesor y académico presentó el libro dedicado a la defensa del mar y las costas  durante el siglo XVIII y parte del XIX, que ha sido editado por el Área de Cultura en versión resumida, como trabajo ganador del Premio Sesmero de Investigación en 2019

(Prensa Ayto Alh Torre) El profesor, doctor en Historia y académico de San Telmo, Francisco Cabrera Pablos, protagonizó ayer por la tarde en el Templete de la Finca El Portón una interesante conferencia que sirvió de presentación al libro que contiene el trabajo ganador del IV Premio Sesmero de Investigación Histórica. La obra ha sido editada por el Área de Cultura del Ayuntamiento y supone una versión resumida de 325 páginas respecto a las casi dos mil páginas del trabajo original. Bajo el título ‘Málaga, la ciudad apetecida. La defensa de su mar y sus costas, 1700-1810’, el texto versa sobre las defensas costeras de Málaga y su provincia durante el siglo XVIII y parte del XIX, argumento principal de la apasionante charla de ayer, que se prolongó por espacio de una hora, en un acto celebrado teniendo en cuenta todas las medidas higiénicas, de seguridad y protección impuestas por las autoridades sanitarias. Al evento asistieron el primer edil, Joaquín Villanova; el concejal de Cultura, Andrés García, y el segundo teniente de alcalde, Manuel López, así como académicos, militares y personas del mundo de la Cultura, familiares y amigos del investigador.

El autor, antes de comenzar con la presentación de la obra, tuvo palabras de agradecimiento hacia el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre por considerar que merecía el galardón. Además, hizo especial mención a Julián Sesmero Ruiz, destacando que este premio es como un homenaje y recuerdo hacia él, a quien consideraba “un gran amigo con el que compartió muchos momentos”.

En su intervención se pudo apreciar la gran calidad del trabajo y su precisión bibliográfica, histórica y documental, al recoger una amplia investigación dotada de ilustraciones de calidad, gran variedad de archivos consultados y un amplio número de documentos transcritos sobre las fortificaciones de la capital, además de otros municipios costeros. Y todo ello lo relató en un lenguaje llano, claro y didáctico, lo que mantuvo el interés del público en todo momento. Al principio dibujó, entre la literatura y la descripción historiográfica, un poco conocido episodio de la Málaga de 1693, cuando barcos franceses accedieron a nuestras costas y atacaron la ciudad por una deuda contraída por la Corona española con el país vecino, aprovechando la escasa presencia militar y la mínima fortificación.

A raíz de ahí, Cabrera, autor de una veintena de libros, desgranó su recorrido por las infraestructuras portuarias, defensas de marina e ingeniería naval, especialmente de la capital, con algunas referencias al resto del litoral. Para ello, se sirvió de numerosos proyectos, expedientes, planos y memoriales realizados por militares, arquitectos e ingenieros a fin de consolidar las fortificaciones malagueñas y proteger mejor así a su población, desde el comienzo del cambio de dinastía monárquica de los Austrias a los Borbones hasta  la Guerra de la Independencia. Muchos de esos baluartes, indicó, hoy están desaparecidos, de ahí la importancia de que estos capítulos de nuestra historia quedaran recogidos en una obra.

Por su parte, el alcalde, Joaquín Villanova, valoró la gran investigación realizada por Cabrera, a quien definió como un gran profesional y un hombre metódico, perfeccionista y muy pedagógico en su explicación. También hizo hincapié en que hay que mantener viva la Historia y darla a conocer continuamente. Asimismo, recordó a Julián Sesmero como una persona muy exigente que dejó una huella imborrable, y defendió que el jurado de los Premios Sesmero mantuviera esa exigencia a la hora de valorar los trabajos, en busca de la excelencia, porque supone contribuir a mejorar el patrimonio bibliográfico, literario y cultural de un pueblo.

Al término de la conferencia, el académico firmó ejemplares del libro a los asistentes que así se lo pidieron.

Print Friendly, PDF & Email