Crowdfunding, financiación colectiva para proyectos

El crowdfunding, también conocido como micromecenazgo, es un sistema de financiación en grupo; es decir un método para conseguir dinero procedente de un colectivo. El dinero recolectado va a parar a un proyecto o recurso concreto y está enfocado a los pequeños inversores.

Aunque creas que es nuevo, lleva en circulación más de 20 años y ha revolucionado la manera de conseguir fondos. Antes, había que recurrir a créditos bancarios, ayudas de alguien o subvenciones. Los créditos en Wandoo también eran y son una apuesta para conseguir rápido y utilizarlo para emprender.

Crowdfunding y sus orígenes

El término une 2 conceptos que explican el significado a la perfección: crowd, del inglés “multitud” y funding, financiación. Es la financiación de las multitudes, término que se adoptó en 2009 cuando surgieron las plataformas pioneras para este micromecenazgo. Internet ha permitido que sea lo que es a día de hoy.

El modelo de crowdfunding ha ido ganando espacio poco a poco hasta el punto de que hay países que comenzaron a plantear legislaciones concretas. Así lo dice la EAE Business School, que asegura que estas plataformas no implican altos compromisos de crédito. Puede ser de distintos tipos.

Modelos de Crowdfunding

Aunque sea una opción bien valorada y bastante utilizada para obtener financiación, muchos proyectos no acaban de funcionar ni con esta fórmula. El hecho de que muchos microinversores apuesten por una idea, no la hacen infalible. Los modelos de este tipo de mecenazgo son 4:

Inversores-Crowdfunding de inversión

Es cuando una persona que necesita inversores para un proyecto ofrece participaciones. Es una manera de asegurarse que quien pone dinero está interesado en el proyecto y ganará más si el proyecto lo hace. Aquella persona que adquiere participaciones se denomina inversor y puede colaborar con cantidades muy bajas.

Donantes-Crowdfunding de donación

Internet es la base para ayudar a proyectos solidarios que no tienen ánimo de lucro. El que hace la donación solo recibe la gratitud del destinatario e información de cómo va el proyecto. Las donaciones pueden ser desde un euro hasta lo que se quiera. Si la organización está declarada como de interés general, desgrava.

Mecenas-Crowdfunding de recompensa

Consiste en aportar dinero a cambio de un servicio o producto. Suele utilizarse en esos proyectos que están en fase de planteamiento y son solo una idea. El que aporta dinero se llama mecenas y siempre obtiene algo no exento de IVA. Esto es importante considerarlo porque suele ser alto; del 21%.

Prestamistas-Crowdfunding de préstamo

Se basa en conseguir dinero entre particulares, buena idea para compañías en expansión. También se conoce como Crowdlending y funciona cuando alguien pide dinero en una plataforma dedicada a préstamos financiados por grupos de personas. Cuando la solicitud se publica, los prestamistas tienen la última palabra.

Plataformas

Cada vez aparecen más plataformas que se sujetan a las modalidades ya mencionadas, y como mecenas necesitas saber en qué tipo te interesaría participar. Desde la pandemia por COVID-19 proliferan las propuestas de financiación para contribuir a esta causa.

The Crowd Angel

Aúna el crowdfunding con el capital de riesgo. La idea es conseguir una buena cartera de startups donde invertir por un mínimo de 3.000 euros. Como dicen ellos mismos, así se democratiza este tipo de inversiones de riesgo, se crea empleo y se fomenta la actividad económica.

Kukumiku

Con ella, puedes participar en un proyecto solidario que, además te desgrava. Solo tienes que escoger la causa que más te llena y contribuirás a que se dé a conocer. Ofrece distintas modalidades de cobro de las donaciones; tú solo tienes que decidir dónde poner tu granito de arena.

Lánzanos

Tiene proyectos muy diversos: sociales, solidarios, tecnológicos, gastronómicos… y también para emprendedores. Los proyectos se analizan al detalle antes de incluirlos y tienes planes de comunicación para todos aquellos que los necesiten. Entre sus últimos proyectos está el de la recogida de fondos para la lucha contra el coronavirus.

Goteo

Trata de impulsar iniciativas sociales, ecológicas y de democratización. Tras esta plataforma está la fundación Goteo, que lucha por un mundo más colaborativo y ético. Su software y código están libre y ponen sus datos a disposición de quien los quiera.

Si en estos momentos no dispones de efectivo, pero te apetece mucho emprender y necesitas financiación, en Wandoo puedes conseguir dinero rápido. Esta entidad te presta desde 50 hasta 850 euros a devolver en un plazo de entre 7 y 30 días. Mientras tengas en cuenta la devolución del préstamo, todo irá bien.

Si es la primera vez que pides un préstamo con ellos, solo te darán como mucho 300 euros. Si te gusta, cuando repitas ya podrás ir aumentando la cantidad según lo que quieras hacer con el dinero. Nunca está de más que leas las preguntas frecuentes de su web para saber un poco más cómo operan.

Print Friendly, PDF & Email