Conciliar, un reto frente a la pandemia

Andalucía contará con nueve líneas de ayudas para facilitar la igualdad real y evitar que las mujeres abandonen el mercado laboral: hasta 8.800 euros para facilitar el teletrabajo

La conciliación de la vida personal, laboral y familiar se ha convertido en un nuevo desafío ante las nuevas condiciones de vida que ha impuesto el final del estado de alarma, y la denominada como nueva normalidad, frente al avance de la pandemia. En esta situación, la mujer sigue llevándose la peor parte: asume principalmente las cargas familiares frente a los hombres, y los sectores con mayor presencia de mujeres trabajadoras son precisamente los que más se están viendo perjudicados por la crisis económica que ha causado el Covid-19.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el virus está golpeando especialmente a sectores como el alojamiento y la restauración; las actividades inmobiliarias, comerciales y administrativas, la fabricación y el comercio. Precisamente, el 41% del empleo femenino está concentrado en esos sectores, frente al 35% del masculino, por lo que las mujeres se están viendo seriamente perjudicadas. Igualmente, la mujer también afronta mayores dificultades para poner en marcha sus propios negocios. Pese a que un 50,7% de la población total está representada por mujeres, apenas suponen un 34% de los autónomos andaluces.

Para contribuir a paliar esta situación, en Andalucía se aprobó el pasado 9 de octubre una orden reguladora cuyo objetivo es propiciar mejores condiciones para que la mujer no tenga que abandonar el mercado laboral, y propiciar que tanto hombres como mujeres puedan conciliar sus tareas labores con las familiares. Esta orden de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo recoge hasta nueve líneas distintas de ayudas que se irán poniendo en marcha, y que cubren un amplio abanico de posibilidades, desde el teletrabajo, el cuidado de menores y de personas dependientes, y hasta la promoción de actividades lúdicas extraescolares. Todo un paquete de incentivos que contará con un presupuesto inicial de 6,9 millones de euros.

Una de las más novedosas consistirá en un incentivo de 8.000 euros, que se eleva a 8.800 en el caso de que sea mujer la beneficiaria, para fomentar la

contratación de trabajadores con un mínimo de un 30% de su jornada acogida al trabajo a distancia. También se recogen por primera vez medidas de conciliación dirigidas específicamente a los autónomos, para que puedan contratar trabajadores que los sustituyan en sus negocios si tienen que atender al cuidado de menores de 3 años o para afrontar periodos de descanso por nacimiento o en los supuestos de riesgo por embarazo, con ayudas de hasta 7.200 euros.

Incentivos para que las empresas apliquen planes de igualdad, ayudas para organizar actividades lúdicas para menores en horario extraescolar o campañas de difusión de igualdad de género son otras medidas que completan una orden que, por primera vez, reúne todas las ayudas dirigidas a favorecer la conciliación y la igualdad en el trabajo.

La primera línea de ayudas de la nueva orden de conciliación de la vida personal, laboral y familiar es la más novedosa y pionera, ya que aborda la nueva situación que está generando la pandemia con la extensión del teletrabajo, ahora regulado por ley bajo la denominación de trabajo a distancia. Esta línea incluye subvenciones dirigidas a las empresas, y el concepto subvencionable son las nuevas contrataciones labores indefinidas a jornada completa que incluyan en el contrato como medida de flexibilidad horaria que parte de la jornada de trabajo se realice mediante el trabajo a distancia, no siendo subvencionables los contratos fijos discontinuos ni las contrataciones a jornada parcial. La subvención consiste en un incentivo de 8.000 euros por contrato, incrementándose esa cantidad en un 10% cuando la persona contratada sea mujer. En total, para esta línea se contempla una partida presupuestaria de 1,5 millones de euros.

Ayudas para cuidado de menores y dependientes

La segunda y tercera línea de ayudas trata de remover los obstáculos que sobre el empleo producen las responsabilidades familiares. Así, se incentiva la contratación de desempleados inscritos en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y en el Sistema Especial de Empleados del Hogar del Régimen General de la Seguridad Social para el cuidado de menores de tres años, discapacitados con un grado mínimo del 75% y personas dependientes.

En este caso del cuidado de personas dependientes o personas que sufren algún tipo de discapacidad, el incentivo alcanza los 3.000 euros por contrato a jornada completa y por un periodo mínimo de 12 meses. Cuando los ingresos de la unidad familiar no superen en cómputo anual dos veces el Salario Mínimo Interprofesional, el incentivo se incrementa hasta los 4.000 euros. La cuantía del incentivo asciende a 1.500 euros en el caso de que el contrato laboral se formalice a tiempo parcial, sin que éste puede ser inferior a 20 horas semanales.

Además, también será concepto subvencionable (1.500 euros) el mantenimiento de la contratación una vez transcurrido el periodo mínimo establecido.

Para el cuidado de menores de tres años, el periodo subvencionable en este caso abarca desde el día siguiente a la finalización de los permisos por maternidad o paternidad, por el nacimiento o constitución de la adopción, o por acogimiento o tutela, y se extiende como máximo hasta el día anterior al cumplimiento de los 3 años por parte del menor. Al igual que en la línea anterior, la ayuda consiste en un incentivo de 3.000 euros por contrato y se eleva a 4.000 euros si la unidad familiar no supera dos veces el SMI. Ambas líneas cuentas con un presupuesto global de 1,5 millones de euros.

Ayudas para autónomos

La nueva orden de conciliación recoge por primera vez dos ayudas específicas para autónomos, de cara a que puedan contratar un trabajador que cubra su puesto y facilitarles el cuidado de menores de tres años, o su ausencia del negocio por riesgo de embarazo o descanso tras el nacimiento.

En concreto, la línea 4 incentiva con 6.000 euros a los autónomos que contraten a desempleados durante 12 meses para que trabajen en su actividad económica o profesional mientras cuidan de sus hijos menores de tres años. La contratación podrá ser de cualquier modalidad, a jornada completa o tiempo parcial, pero no inferior a 20 horas semanales, y deberá suponer, además, un incremento de plantilla contratada con carácter indefinido respecto al mes natural anterior. Los 6.000 euros pueden elevarse hasta los 7.200 euros en los casos en ellos que el desempleado contratado sea mujer, hombre menor de 30 años, persona con discapacidad superior al 33% o víctimas de violencia de género o terrorismo.

La línea 5 está también dirigida al colectivo de trabajadores autónomos. En este caso, para su sustitución en los supuestos de riesgo durante el embarazo, con una cuantía subvencionable de 3.200 euros para cada contrato de interinidad a jornada completa por un periodo máximo de ocho meses; y en los periodos de descanso por nacimiento de hijo, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento familiar, en cuyo supuesto se contempla un incentivo a la contratación de 1.700 euros por un periodo de 16 semanas, y de 1.900 euros por un periodo de 18 semanas para aquellos supuestos que contemple la ley.

Todas esas cantidades se pueden incrementar en un 50% en los mismos supuestos de la línea 4 (que la persona contratada sea mujer, hombre menor de 30 años, persona con discapacidad igual o superior al 33% o víctima de violencia de género o terrorismo).

Ambas líneas cuentan con un presupuesto global de 2,5 millones.

Ayudas a empresas para planes de igualdad y difusión de la conciliación

De cara a las empresas, la orden recoge dos líneas de ayudas concretas en las que se respalda que realicen tanto planes de igualdad como actividades que favorezcan la conciliación.

En concreto, la línea 7 incentiva la elaboración del diagnóstico y los planes de igualdad, o su evaluación y reelaboración en caso de existir. Los incentivos cubren el 100% del coste hasta 6.000 euros para empresas con sede social en Andalucía y que cuenten con una plantilla de entre 15 y 49 trabajadores.

Y la línea 9 subvenciona también con hasta 6.000 euros la realización de actividades lúdicas, culturales y deportivas para menores de 12 años o personas dependientes en horarios no escolares, así como en periodos vacacionales, favoreciendo así la conciliación de las personas trabajadoras que desempeñen su labor en esas empresas. También se incentiva la puesta en marcha de actividades de información, divulgación y sensibilización, en este caso con hasta 2.000 euros.

Para ambas líneas de ayudas se prevé un presupuesto de 700.000 euros.

Ayudas para ayuntamientos

Los ayuntamientos y entidades locales también juegan un papel importante en la difusión de las medidas de conciliación, y la nueva orden ha previsto dos líneas de ayudas para que participen con actividades y difusión.

La línea 6 recoge incentivos de hasta 2.000 euros para actividades de información, sensibilización, divulgación y difusión en materia de conciliación e igualdad de género por parte de ayuntamientos, entes locales autónomos, mancomunidades o consorcios locales. Talleres, jornadas, conferencias, ponencias o material divulgativo son algunas de las actividades incentivadas.

Por último, la línea 8 respalda la ampliación de horarios de los centros de atención socioeducativa o de atención a la dependencia de titularidad municipal, y la prestación de servicios complementarios de ludoteca y de cuidados de menores u otras personas dependientes en horarios no escolares. También se incentiva la realización de actividades lúdicas, culturales y deportivas dirigidas a menores de 12 años o personas dependientes, desarrolladas en horarios no escolares y en periodos vacacionales. En este caso, la subvención cubre el cien por cien del coste del proyecto hasta un límite de 20.000 euros.

Para ambas líneas de ayudas se ha previsto un presupuesto de 700.000 euros.

Print Friendly, PDF & Email