IU y Podemos exigen a la Diputación ser «valiente y responsable ante los próximos presupuestos

SÁNCHEZ: “La situación excepcional que atravesamos obliga al conjunto de administraciones públicas a realizar un esfuerzo extraordinario, creemos que es imprescindible aumentar la financiación de esta casa, para lo cual debemos adoptar cuantas medidas estén en nuestras manos, de cara a tener unos presupuestos expansivos”

(Adelante Málaga) La coalición formada por Izquierda Unida y Podemos exigen al equipo de gobierno de Diputación que plantee de cara a 2021 y “desde la valentía y la responsabilidad” unos presupuestos “que deben ir alineados y cumpliendo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, con el nuevo marco presupuestario que establece la suspensión de las reglas de gasto, así como con la tendencia marcada desde Europa y el Gobierno de España con presupuestos expansivos y con una fuerte inversión pública”.

La portavoz de la colación, Teresa Sánchez, subraya que “la situación excepcional que atravesamos obliga al conjunto de administraciones públicas a realizar un esfuerzo extraordinario, creemos que es imprescindible aumentar la financiación de esta casa, para lo cual debemos adoptar cuantas medidas estén en nuestras manos, de cara a tener unos presupuestos expansivos que ayuden a sentar las bases para una salida de la crisis muy distinta a la de 2008 y que destinen los fondos necesarios para acompañar a los ayuntamientos, a las personas y a las empresas y que nadie se quede atrás tanto en los momentos excepcionales que vivimos como con vistas a futuro cuando hayamos superado la crisis sanitaria”.

Sánchez señala que “nos encontramos en el último trimestre del año, donde la elaboración de los próximos presupuestos debe ser una de las tareas prioritarias a abordar” y que “aun siendo conscientes de que con el diputado no adscrito ya cuentan con la mayoría absoluta necesaria, estamos convencidas de que lo excepcional de la situación nos obliga a todos y a todas a intentar llegar a acuerdos y poner por encima de todo el interés general. Con este espíritu queremos hacer llegar al equipo de gobierno nuestra voluntad de seguir arrimando el hombro como hemos hecho desde que se iniciase la crisis sanitaria”.

“Lo más responsable”, incide Sánchez, “es recuperar las funciones originarias de esta Diputación y dejar de suplantar la identidad de los ayuntamientos para empoderarles, de ahí que la primera de las acciones que proponemos sea el impulso de una Mesa de Diálogo Político y Consejos de Alcaldías para dotarles de más servicios, más liquidez y una mayor colaboración. Los pueblos, lo primero. Sus necesidades deben ser cubiertas en la toma de decisiones final, de ahí plantea  la celebración de Consejos de Alcaldías para poder reflejar sus necesidades en los acuerdos políticos que podamos alcanzar en la Mesa de Diálogo”.

La segunda de las líneas de acción que Izquierda Unida y Podemos plantean de cara a los presupuestos es la diversificación económica y transición energética con un cambio de modelo productivo, porque como apunta Sánchez “los propios técnicos del Ayuntamiento de Málaga y tal como ha puesto de manifiesto esta crisis sanitaria, una dependencia excesiva de un único sector económico, en nuestro caso, el turismo, provoca serias debilidades en nuestro modelo productivo y por ende en nuestro desarrollo económico y social. Por ello, entendemos necesario que esta Diputación, además de apoyar a los sectores económicos actuales debe apostar por una diversificación económica que refuerce nuestro modelo productivo, a grandes rasgos, planteamos apostar por formación y digitalización, empleo y desarrollo local, energías renovables, movilidad sostenible, transformación agrícola y ganadera o el fomento del patrimonio, cultura y deporte en los pueblos”.

El tercero de los ejes sobre los que pivota la propuesta de la coalición pasa por el refuerzo de los servicios públicos “como herramienta de lucha contra la pobreza y la exclusión social y como garantía de igualdad y seguridad: durante esta crisis sanitaria, los servicios públicos han demostrado ser los únicos que han garantizado la asistencia a las personas independientemente de su situación económica”.

De esto modo, Izquierda Unida y Podemos solicitarán que los presupuestos contemplen un refuerzo y calidad Servicios Sociales Comunitarios, unas prestaciones, ayudas y servicios que den respuestas reales a necesidades reales, la promoción de vivienda pública, el refuerzo en políticas de igualdad o una Red de Centros Públicos de Atención Especializada y Residencias.