“La columna en José Antonio Marina”

Jose Antonio Marina - Wikipedia

Vicente Coves Mora ha presentado una tesis doctoral, en mayo 2019 titulada José Antonio Marina: La columna periodística como medio de creación y divulgación filosófica.

José Antonio Marina Torres, Toledo, 1939, es un investigador, filósofo, ensayista que ha analizado aspectos de la realidad sociocultural que entrelazan islas y puentes entre la filosofía, la psicología, las ciencias sociales, la pedagogía, etc., por consecuencia, diríamos, que es un intento de encontrar respuestas a preguntas, una cuestión le lleva a una solución, pero ésta, le dirige a otras preguntas, y, por tanto, a la utilización de otras metodologías y saberes.

¡Quién haya utilizado este método, de ir de un saber a otro, por buscar la verdad, sabe el enorme esfuerzo que esto supone, y, casi tiene garantizado, el fracaso de la sociedad, porque no lo aceptarán, porque dirán que no es especialista en nada…!

No va catando campos disciplinarios, por vanidad o soberbia o la búsqueda de la originalidad, sino por el intento de comprender y entender, al y el ser humano, en la medida de la individualidad, en la medida de la sociabilidad, es decir, mostrarnos el velo en el que estamos inmersos, dentro de nosotros, intentar desvelar el velo de la realidad de la que somos y formamos parte, en la que estamos insertados, que por un lado bebemos de ella y en ella, y por otro lado, nuestra capacidad intelectual, el “ingenio”, palabra que tanto le gusta, es capaz, de permitirnos proyectarnos fuera de todo ello. Esa mirada desde el interior y desde el exterior de las cosas, de nosotros mismos, de lo que somos y de lo que estamos, esa mezcla de ser-estar, que es nuestra naturaleza, no solo biológica, sino psicológica-social-neuronal-cultural-espiritual-…

Un ser humano, Marina, que fue capaz, por el amor y mor de la investigación, en definitiva, de intentar encontrar respuestas, porque posiblemente ya tendría muchas preguntas, dejar una cátedra de filosofía, y, dedicarse a investigar, pero si mis datos son ciertos, puso una florería, para vivir y existir, quizás, para hacer algo real y material en el mundo, que además investigó e injertó vegetales, y que, hasta dónde sé, como él ha dicho en alguna ocasión, “inventó una nueva planta”, no recuerdo, de que género o especie, por lo que suele decir, que al menos, parafraseando era el primer filósofo que se sepa, que además de filosofar y pensar, ha sido capaz de poner o descubrir o crear una nueva planta, con un nuevo nombre.

Fue descubierto por el mundo editorial, por los premios literarios, en concreto el del ensayo de Anagrama, en 1992, por consecuencia, se podría indicar, que ha sido como los antiguos pensadores y filósofos de la antigüedad griega, que se retiran, de alguna manera, del mundo, Demócrito y Heráclito, y como ellos, después, de mucho pensar, observar, en cada época con los medios disponibles, después de combinar multitud de datos, preguntas, cuestiones, se plantea nuevas tesis, diría “retesís”, y nos muestra al mundo, presenta su libro al foro actual de los concursos, y es apreciado, en todo lo que vale. Desde ese momento hasta ahora, ha publicado una cincuentena de libros, algunos en coautoría, tratando y tocando y analizando, casi todos los grandes temas, tratados de la filosofía, hasta dónde sé y conozco, en esa interrelación multidisciplinar, como hemos indicado arriba, los entendidos, dirían supra.

En esta tesis doctoral analiza su producción periodística, artículos o columnas, en distintos medios, el ABC Cultural, El Semanal, El Cultural, ES de la Vanguardia, El Confidencial en una doble vertiente, por un lado, las columnas, son modelos o discursos para la enseñanza, diríamos para el gran público y el gran pueblo, por otro lado, son expresiones de sus investigaciones, aquilatación de sus búsquedas, pero también, combinar esa mezcla de filosofía y ciencias sociales, con multitud de fines, prismas, aspectos, entronques, relaciones, e interrelaciones. Es hacer, filosofía y ciencia social, en un modelo y modesto sistema o engranaje, que denominamos columna,

Marina, en su “articulaje”, me recuerda mucho, salvando las distancias, metodología, lenguajes, estéticas y, también, instrumentos o saberes, pero me recuerda mucho, la misma intención o similar, que indicaba Alain: “elevar la hoja del periódico al nivel de la metafísica”. De alguna manera, la concepción de Hegel, la lectura del periódico es la “plegaria matutina” del hombre actual o moderno. Pero en mi modesto entender y comprender y explicar, Marina, no solo difunde conocimientos, en esos campos que encabalgan el caballo del saber actual, entre ciencias naturales y ciencias sociales y filosofía y humanidades, no solo tiene un fin estos artículos de divulgación y de difusión, sino que son, aunque sea en “pequeñas dosis”, planteamientos de investigaciones nuevas, de aspectos y matices, de nuevas soluciones o puertas que se abren al conocimiento humano. Es decir, quizás, con tristeza lo indico, Marina, fue descubierto por la industria cultural, por los medios de la cultura, por la sociedad demasiado tarde. ¡Pero quizás, este sea un mal que la Piel de Toro sufre, desde hace demasiados siglos!

A mi me parece, algo así, me recuerda Marina, en estos artículos, no he leído todos, no me voy a dar un postín y pintura que no tengo, pero me recuerda, a la obra de Aristóteles, una obra, o producción, para su academia y su producción, su escuela, y otra, que en gran parte, se ha perdido, una producción “ex”, es decir, para el publico. Creo que Marina, tiene tres niveles, una,  todos los apuntes y preguntas y cuadernos y datos que tendrá en sus archivos, que diríamos es la fuente, de la que nacen todos sus quehaceres intelectuales, todas sus dudas y preguntas, que ni la ciencia, ni el momento actual, ha contestado, o solo parcialmente, otro nivel, dividido en dos partes, para la difusión, que serían sus tratados o ensayos, formando entre todos, una filosofía-ciencia casi total, omnipresente en los grandes temas, y al lado de esto, para más difusión, más pedagógicamente aceptada y adaptada y adoptada, los artículos periodísticos. Para que nadie pueda decir, que la gran filosofía-ciencia-humanidades-saber, no se puede difundir en formatos modestos, como es el artículo periodístico.

Reivindico, que a Marina, antes que sea más tarde, no cometamos el mismo “crimen” que tanto se ha perpetrado en nuestro terruño y tierra, ofrézcanle, varias doctorados honoris causa, por diversas universidades españolas. Qué menos, se merece un pensador y filósofo y humanista y pedagogo, que ha sido capaz de poner nombre a una nueva variedad de planta o vegetal.

Termino con una de sus frases, de uno de sus artículos, porque en definitiva, siempre estamos nadando en el espejo de lo que es el ser humano: “¿Y el ser humano? ¿Hemos progresado a lo largo de la historia? (…) Pues sí, pero precariamente […]”. (Cultivar, 03-12-2011).

¡Paz y bien y verdad!

http://youtube.com/jmmcaminero        © jmm caminero (11-14 octubre 2020 cr).

Fin artículo 2.286º: “La columna en José Antonio Marina”.

Print Friendly, PDF & Email