El Centro Cultural Picasso de Torremolinos, distinguido como edificio paradigmático de la arquitectura moderna

La fundación Docomomo a través del Colegio de Arquitectos de Málaga reconoce la singularidad de este edificio en el Día Mundial de la Arquitectura

(Prensa Ayto Torremolinos) El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, ha presidido hoy junto al decano de los arquitectos malagueños, Francisco Sarabia, y el responsable de Docomomo en Andalucía, Fernando Jiménez, el descubrimiento de la placa con la que la fundación Docomomo, a través del Colegio de Arquitectos de Málaga, ha distinguido al Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso de Torremolinos como “edificio paradigmático de la arquitectura moderna”, coincidiendo con el Día Mundial de la Arquitectura.

Así, el alcalde ha agradecido a la fundación Docomomo y al Colegio de Arquitectos este reconocimiento y ha puesto en valor acciones como esta “que vienen a dar a conocer tesoros como este edificio que tenemos la suerte de conservar en Torremolinos”. Además, José Ortiz ha subrayado la importancia del impacto de las diferentes corrientes estilísticas en el desarrollo histórico de Torremolinos, asegurando que “toda esa mezcla es la enorme riqueza que hoy podemos ofrecer al mundo”.

El decano del Colegio de Arquitectos, Francisco Sarabia, ha señalado que “es responsabilidad de instituciones como la nuestra poner en valor el patrimonio arquitectónico contemporáneo de la provincia que en tantas ocasiones pasa desapercibido por no ser suficientemente reconocido por la ciudadanía; nos corresponde la labor pedagógica de poner en valor y explicar la singularidad de obras como este fantástico edificio de Torremolinos”.

Por su parte, Fernando Jiménez ha explicado que este reconocimiento viene a reconocer no sólo la calidad original del edificio sino también el mantenimiento, reforma y uso actual del mismo, en este caso como centro cultural. “Estamos ante un edificio que ha sabido adaptarse a los tiempos”, ha dicho.

Construido entre 1934 y 1935 por el arquitecto Francisco Alonso Martos, cuyo hermano ha asistido al acto, el edificio del Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso de Torremolinos, antiguo Colegio de Huérfanos de Ferroviarios, se ejecutó como institución educativa “progresista”, tal y como se define en la referencia del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, muy representativo del optimismo, volcado hacia el futuro, típico del período republicano y destinado al desarrollo de nuevos conceptos higienistas y docentes.

El diseño del proyecto de 1933 tuvo una clara adhesión al Movimiento Moderno, de forma tan valorada, que el 2 de noviembre de 1990 fue declarado Bien de Interés Cultural BIC. El edificio fue rehabilitado entre 1998-2001, procediendo a su restauración y acondicionamiento como equipamiento cultural municipal, que con el mantenimiento del Ayuntamiento de Torremolinos ha permitido su funcionalidad y su conservación hasta la fecha.

La Fundación Docomomo es una organización internacional creada en 1990 para inventariar, divulgar y proteger el patrimonio arquitectónico del Movimiento Moderno. Desde 2012, la Fundación Docomomo Ibérico, encargada de cumplir con estos objetivos en España y Portugal, coloca en el Día Mundial de la Arquitectura placas informativas en edificios paradigmáticos incluidos en sus registros. En esta edición se dispondrán 31 placas, una de ellas en Torremolinos, que se sumarán a las 270 de las pasadas convocatorias.

El Colegio de Arquitectos de Málaga, patrono de la Fundación, participa en esta iniciativa desde 2018, cuando se entregó la placa Docomomo al Cine Torcal de Antequera. El pasado año, la distinción fue para el Centro Logístico para Mayoral Moda Infantil, antiguo edificio de Industrias Textiles del Guadalhorce, Intelhorce, y este año a la del Centro Cultural de Torremolinos se suma en la provincia la del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga.

Print Friendly, PDF & Email