¿Cuál es el precio adecuado cuando contratas una página web?

¿Necesitas una página web y te has encontrado con precios o presupuestos totalmente diferentes? ¿Por qué puedes encontrar empresas o freelance que te piden por el diseño de tu página web desde 300 euros hasta 4000€? ¿A qué se debe esta diferencia de precios y que opción es mejor en tu caso?

En este artículo te enseñamos a elegir entre precios de la página web que necesitas

Que un diseño o desarrollo de una web tenga un precio u otro depende de varios factores que te vamos explicar más abajo, después de leer este artículo tendrás más claro con que presupuesto quedarte cuando necesites una página web.

Para que no dudes a la hora de entender los presupuestos que te proponga un desarrollador, te explico abajo que puntos van a tener en cuenta a la hora de hacer tu presupuesto personalizado y no te timen.

El tamaño y la finalidad de la página

Los precios de una página web deberían variar primero y antes de nada por el tamaño y las funcionalidades que requiera tu página. No es lo mismo una página web que esté compuesta de 4 secciones o páginas internas a una que tenga 25. Y no es lo mismo una página web corporativa sencilla que una tienda o academia online, eso tenlo claro.

Entonces, lo primero que debería hacer esa empresa o freelance que te envíe un presupuesto es, saber bien que necesitas, cual es el tamaño de tu página, la funcionalidad que tendrá, qué servicios darás en esta página, cuantos idiomas, si ya tienes contenidos posicionados en google y quieres mantenerlos, etc… Si te han enviado ya un presupuesto sin antes haberte preguntado todo esto sobre tu web…desconfía… 😐

Los diseñadores necesitan saber de primera mano si la web estará en varios idiomas, si necesitas formularios especiales, si necesitas alguna

funcionalidad extra, importaciones de contenido… Habrá mucha diferencia de precios entre las propuestas que tengas según sepan más o menos lo que realmente necesitas y de lo que realmente consta tu página.

Si ves que tu presupuesto se pasa de precio de lo que tenías previsto gastar puedes hablar con el desarrollador y hacer tu web en dos fases, por ejemplo:

En una primera fase haces una web corporativa sencilla y en una segunda fase montar tu academia o tu tienda online. O por ejemplo hacer los idiomas meses después de tener ya tu página en español.

Si haces la web en dos fases conseguirás no gastar tanto de primeras, ir viendo que clientes entran en tu web y que te piden para tener bien claro la segunda fase de la web y además conseguirás saber si sigues confiando en ese diseñador para la segunda parte de tu web.

Depende del diseño

Otras de las razones por las que puede cambiar mucho el precio de una web es el diseño… ¿Quieres un diseño a medida? Si envías un diseño exacto y a medida de cómo te gustaría que fuese tu web, el precio incrementará.

En cambio si el diseñador o implementador tiene cierta libertad a la hora de diseñarla el coste sería menor.

Además, depende muchísimo del sistema que el diseñador web use para hacer esta página web.

Si la web se hace desde 0 programando, sin implementar un CMS (Sistema de Gestión de Contenidos) será mucho más cara. Una web entera desarrollada con programación lleva mucho trabajo y ese trabajo se paga caro.

Si la web está hecha con WordPress o Joomla donde el desarrollador implementa un sistema con el que es más fácil elaborar este diseño, la web es más barata. Esto es lo más aconsejable. WordPress ahora mismo es el sistema de diseño web más usado ya que es bastante sencillo de manejar a la hora de poder actualizar contenidos.

La web puede echar hecha con otro sistema llamado WIX, actualmente muy de moda. Esta web será muy barata por la facilidad de diseño y uso, pero no es recomendable hacerla por este diseño ya que no posiciona en Google y se limita muchísimo a la hora de querer extender funcionalidades. Muchos usuarios empiezan en WIX y ven que no pueden hacer muchas cosas nuevas en su web y se cambian a WordPress.

Depende de los extras que el diseñador presupueste

En el presupuesto se puede o no incluir algún extra que puede ser muy interesante para tí contratar. Fíjate si en tu presupuesto incluye por ejemplo:

Formación: Se puede añadir un pequeño servicio extra incluido en el precio para enseñar a manejar la web al cliente. Muy útil si quieres ser tú el que actualice noticias, eventos, productos de la tienda…

Cambios y soporte: Una vez terminada la web…, ¿te han ofrecido alguna garantía por si algo no funciona bien o por si quieres hacer algún pequeño cambio?

Textos: ¿Tienes que aportar tú todos los textos de tu web?. El precio se puede incrementar mucho si contratas el servicio de copywriting donde una persona experta te ayuda con ellos. Si de los textos te encargas tú el precio baja.

Velocidad y Seguridad: ¿El desarrollador añade una pequeña capa de seguridad y velocidad a la web? Es cierto, que estos servicios suelen ir cobrados aparte, pero es bueno también ofrecer un pequeño extra en cuanto a estos dos puntos tan importantes para una web. Al menos, no descuidar estos dos puntos.

SEO: Al igual que el punto anterior, el posicionamiento web se suele contratar aparte, pero el diseñador tiene que tener en cuenta al hacer la web el cuidado de los títulos, urls, encabezados, tamaños de imágenes… etc. ¿Incluye el presupuesto que te han enviado ese mínimo cuidado SEO?

Cookies, Analytics, AntiSpam: ¿Se añaden ciertas funcionalidades como el uso en tu web de la barra de cookies, código de analytics, un plugin que garantice que no tendrás ataques de spam etc…? Si es un presupuesto muy bajo, seguramente esto no vendrá incluido.

Textos Legales: Normalmente esto no viene incluido en el presupuesto, pero si quieres que te lo incluyan, el desarrollador se puede encargar de subcontratarlo y ofrecerte la web con este servicio ya incluido para que tú no tengas que buscarlo aparte.

Mantenimiento WordPress: ¿Te ofrece algún tipo de mantenimiento por si falla algo en la web o por si quieres cambiar algo? Normalmente se suele incluir un mes de cambios o dudas

Depende de la experiencia de la empresa o freelance 

Este último punto es uno de los más importantes a la hora de marcar el precio. Una persona que está empezando con el tema de Diseño Web o de Desarrollo no subirá el precio de la web. Lo que quiere es practicar y prefiere que le contraten a él a un coste menor para ir ganando esa experiencia e ir ganando clientes. El problema es que muchos de estos freelances noveles pueden ser que te dejen algún trabajo a medias o no hagan ciertos puntos importantes de la web debido a esa inexperiencia.

Es evidente que la veteranía se paga. Pero tú eres el que decide que prefieres sabiendo los pros y contras.

Espero que este artículo te haya ayudado a saber mejor el por qué hay mucha diferencia de precios en el mundo del diseño web.

Laura P. Núñez Experta en Diseño Web

Print Friendly, PDF & Email