La comunidad educativa del Colegio El Pinar retorna a las aulas en un curso marcado por las directrices de seguridad del protocolo COVID

El centro, uno de los primeros de la provincia en poner en marcha su Plan Específico de actuación COVID19 con medidas de higiene, seguridad y organización que regularán la actividad lectiva de sus más de 1.100 alumnos, retoma la actividad lectiva presencial con la vuelta a clase escalonada de los más de 600 escolares de Infantil y Primaria, que se reencuentran con sus docentes y compañeros tras la interrupción de las clases en las instalaciones a mediados del pasado mes de marzo

(Departamento Comunicación Colegio El Pinar) Ninguna vuelta al cole puede compararse con la anterior, pero sin duda la de hoy pasará a la historia por las circunstancias que han marcado el devenir cotidiano de los millones de estudiantes de este país. Los más de 1.100 alumnos y alumnas que integran la comunidad educativa del Colegio El Pinar han vivido las mismas circunstancias que el resto de sus compañeros y por ello el retorno a la Educación presencial, que ha tenido lugar hoy en la provincia de Málaga, al igual que en toda la comunidad autónoma andaluza, se ha transformado en una jornada de reencuentros marcada, eso sí, por las excepcionales medidas de seguridad impuestas por el protocolo específico del Plan COVID19; un documento básico de organización, higiene y normas de actuación que regulará las rutinas académicas del centro durante este curso y que el equipo directivo de la institución académica malagueña presentó a finales del pasado mes de julio.

Entradas y salidas diferenciadas y escalonadas; uso de mascarillas, segmentación de espacios y acondicionamiento de zonas exteriores como áreas lectivas, división de patios, rutas de movimiento seguras en el interior del recinto, aforos, limpieza, organización de comedor, conformación de grupos de seguridad y superficies docentes adicionales, señalética y todo un conjunto de direcrices que han comenzado a aplicarse desde primera hora de la jornada de hoy con el regreso ‘escalonado’ de los primeros grupos de alumnos y alumnas de Infantil y Primaria, etapas con las que se inicia oficialmente la vuelta al cole 2020/21.

Desde las ocho de la mañana, decenas de pequeños, así como niños y niñas de las etapas que dan comienzo al itinerario académico reglado han ido accediendo por las respectivas entradas habilitadas al efecto para luego iniciar el recorrido señalizado hasta sus aulas y zonas lectivas. Uno a uno y tras la toma de temperatura, higienización de manos y limpieza de calzado, los alumnos se han ido reencontrando con sus maestros en las aulas y puestos de trabajo dispuestos de manera especial en los módulos en los que se ubican las respectivas aulas. En estas primeras jornadas de toma de contacto se reservaran tiempos específicos para afianzar los hábitos que deben convertirse en rutina durante los próximos meses.

De la misma forma, se han reforzado los servicios de vigilancia de patios y se han habilitado nuevas áreas de comedor, además de turnos adicionales, para garantizar la seguridad en estos espacios. Durante la jornada de mañana continuará el acceso de los más de 600 alumnos que conforman dichas etapas en una primera fase de vuelta a clase que se completará la próxima semana con la llegada de los estudiantes de ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos.

La directora María José Salom ha destacado la diligencia con la que familias y alumnos han actuado en este primer día de clase; así como el enorme trabajo realizado por trabajadores y equipo docente para que el regreso haya podido desarrollarse en óptimas condiciones.

Respecto al Plan COVID19 y más allá de las prescripciones indicadas por la administración competente, la Consejería de Educación; Salom ha destacado el concurso del Servicio Médico del centro, que cuenta con facultativo y enfermero escolar, que ha permitido trazar medidas adicionales que se han completado con el concurso de la responsable del equipo de mantenimiento, instalaciones y limpieza -Virginia Hilario-, que nos ha aportado claves muy importantes en lo referente al uso de los espacios exteriores.

“Al margen de las indicaciones sanitarias y conscientes de lo que va a suponer esta situación en el aspecto afectivo del alumnado, también hemos trazado un plan propio para que los estudiantes -y especialmente los de menor edad- puedan sentirse cómodos, supliendo con juegos, música y dinámicas de disciplina positiva las limitaciones en los contactos. La Educación Emocional es una de las claves de nuestro proyecto de centro y, como venimos haciendo desde marzo, nos readaptaremos para que así siga siendo”, explicó finalmente Salom, quien espera que tras los primeros días de adaptación el centro pueda recuperar el pulso de la actividad académica regular en esta etapa de ‘nueva normalidad’.

Tras distintas intervenciones de ampliación, las instalaciones del centro han  crecido un 31,9% en zonas docentes, deportivas y recreativas, un hecho que será un factor muy positivo en esta situación en la que se primarán las actividades al aire libre. Tras las últimas actuaciones, la comunidad educativa tiene a su disposición más de medio centenar de clases, zonas de trabajo y dependencias para servicios administrativos, además de aula multisensorial, pistas deportivas y espacio de piscina de más de 500 metros cuadrados.

Print Friendly, PDF & Email