El tarot brinda mucho más que un vistazo a la suerte

Lo extrasensorial envuelve el arte de la lectura de cartas, haciendo que se relacione con el esoterismo o la magia, sin embargo, es mucho más que eso. Se trata de una práctica que se ha transmitido durante siglos y que tiene que ver con una conexión que permite descifrar el lenguaje del universo y cómo afecta en el paso de la vida.

Durante cientos de años, la lectura de cartas del tarot ha sido el canal por medio del cual, las personas han podido echar una mirada a su realidad interior, su posición con el universo y al futuro. El tarot, por toda la simbología que encierra, ha mostrado ser un puente de comunicación entre las fuerzas místicas, por lo que descifrar los mensajes a través del mismo es todo un arte.

Esta forma de interpretación de la suerte en el amor, en el dinero o el trabajo, se ha transmitido de generación en generación, y en varias culturas, adaptándose a las nuevas realidades, hasta tal punto que existen páginas especializadas en el tema actualmente que ofrecen lecturas de forma online e incluso se puede aprender a leer las cartas por esta vía.

¿De qué se trata?

Pero en sí, ¿qué es el tarot? Este arte se define como la representación de las ideas universales que se encuentran en el comportamiento de las personas y su mente de manera simbólica, según se explica a través de la fuente: Tarot de Ester. Es una doctrina mística, pero a la que cualquiera puede tener acceso si logra conectar con las energías y sinergias del universo que están intrínsecas en cada ser humano.

El tarot como práctica es una guía de descubrimiento y crecimiento personal que abre la mente para entender los caminos que se toman durante la vida y que se reflejan en cada tirada de cartas.

Existen muchos tipos de tarot o mazos para la lectura, el más usado se basa en representaciones del mazo Rider Waite, creado por el ocultista Edward Waite (fundador de la Hermandad de los Rosacruz) en 1903; también está el tarot de Marsella, ambos están formados por 78 cartas.

Algunos tarotistas usan las cartas egipcias, compuestas por 78 naipes, pero a diferencia de las dos anteriores, no están divididos en arcanos, cada carta tiene un significado; unos prefieren el tarot gitano, o las cartas de Madame Lenormand (vidente del siglo XIX), que se componen de 36 cartas y mezclan cartomancia, astrología y numerología; mientras que otros simplemente usan el tradicional mazo español.

Arcanos mayores y menores

Para poder conocer el increíble significado de las cartas del tarot, lo primero es familiarizarse con las barajas. Basado en el mazo tradicional de Rider, se tienen 78 cartas, que forman dos grupos de 22 que representan los arcanos mayores, y 56 que representan a los arcanos menores.

Los naipes de los arcanos mayores se numeran del 0 al 21 y se ven representados en personajes como el mago, la sacerdotisa, la emperatriz, el emperador, el papa, el enamorado, el carro, la justicia, el diablo, el colgado, etcétera. Según el orden de aparición y las combinaciones con el resto de los naipes, tienen una lectura determinada.

Por su parte, las cartas de los arcanos menores representan un río que fluye y lleva el mensaje del arcano mayor. Forman cuatro grupos de 14 cartas, uno por cada palo (oros, bastos, copas, espadas). Las bajas se numeran del 1 (As) al 10, además de las figuras o personajes de la corte (sota, reina, rey y caballero).

Más que simples naipes

Cada palo tiene su significado. El palo de bastos está relacionado con la fuerza, el éxito profesional y el dinamismo; en la tirada invertida es señal de obstáculos. El de copas va ligado a la emoción, a la empatía y los recuerdos; invertido habla de bloqueos o rupturas. El de oro se relaciona con la parte material, la realidad tangible o física; invertido se refiere a falta de solvencia o dolencia de salud.

Por último, el palo de espadas tiene que ver con la parte intelectual o mental, con elementos de autoridad o de valor; invertido puede referirse a injusticias, traiciones o confusión mental.

Los ases tienen que ver con los orígenes de la vida y las diferentes figuras de la corte, representan a personas importantes del entorno, rey (padre, figura de autoridad); reina (madre, jefa, abuela); sota (hijos, personas jóvenes); caballero (hombre joven, amante, pretendiente).

Conocer los diferentes significados y aprender a interpretarlos en cada tirada al conectarse con el universo y su simbología, es lo que engloba la lectura de tarot.        

Print Friendly, PDF & Email