Biznaga de Oro para las medidas de seguridad contra el Covid

Ana María Jiménez Gómez, (Estudiante de Periodismo en la UMA) La edición más peculiar de Festival de Cine de Málaga llega a su final con una gala de clausura celebrada en el Teatro Cervantes donde uno de los lemas más pronunciados ha sido “la cultura cura”. El optimismo, las ganas de disfrutar del mejor cine y la necesidad de conformar esa nueva normalidad social tras el confinamiento han estado más que presentes durante los nueve días de celebración.

El acto de clausura ha comenzado con un homenaje a Pau Donés a través de la voz de Pablo Checa, que ha interpretado la canción Bonito de Jarabe de Palo, que ha tenido como telón de fondo una recopilación de imágenes que ha recibido un gran aplauso por parte de los invitados. La banda sonora de la noche ha sido responsabilidad de Stay Homas, que mañana pondrá punto final al guion de la semana del cine en Málaga con un concierto en el Teatro Cervantes, y Muerdo.

Durante la gala, presentada por las actrices Jedet y Daniela Santiago, han subido al escenario de forma presencial y virtual los diferentes galardonados de la 23 edición del Festival y nombres conocidos y reconocidos del mundillo del cine español para entregar los premios como María Barranco, Pedro Casablanc, Eduardo Casanova, Pepón Nieto, María León o Salva Reina, que han pasado previamente por la no alfombra roja del hotel Miramar para últimas fotos y besos a la cámara.

Así, el palmarés cierra sus hojas, entregando la Biznaga de Oro a la seguridad y las medidas contra el Covid -19, demostrando que hay que dejar de montarse películas y seguir rodando en el largometraje que llamamos vida.