Artículo Periodístico 2.228º: “JRJ y la Fundación Casa Zenobia y Juan Ramón Jiménez”

Casa Museo Zenobia y JRJ - Wikipedia

Esta Casa-Museo-Fundación Zenobia y Juan Ramón Jiménez (Moguer, 1881, San Juan de Puerto Rico, 1958) tiene la función, entre otras, la recopilación y estudio e investigación y difusión de las obras de Juan Ramón Jiménez y de su esposa.

Toda Fundación sobre un escritor es el estudio y análisis y conservación y difusión de su obra, además de estudiar y analizar multitud de materiales en relación a su biografía y, también a su producción cultural, en este caso, la producción cultural de Zenobia y de Juan Ramón Jiménez.

En tiempos que se hipervaloran las ciencias, es decir, el  método científico y la técnica y tecnología, quizás esta casa museo y fundación sobre uno de nuestros Premios Nobel, nos da una visión más amplia de la realidad, diríamos la función y finalidades que las Humanidades tienen sobre la realidad humana, tanto del sujeto individual, como del sujeto colectivo, de la interioridad como de la exterioridad.

A veces, pienso que las humanidades, que podríamos encajar en cuatro esferas que se interrelacionan las humanidades-artes-filosofía-teología-metafísica, nos mueven y conmueven, nos incitan a una serie de conocimientos-entendimientos de lo real imaginario y de lo real social. Esa mezcla, en la que se producen, algo tomado de la naturaleza en sí, algo de la cultura, algo de la sociedad, algo del individuo. Y, con todo ello, conformamos “unidades y explicaciones de sentido”.

Un poeta-prosita como Juan Ramón nos muestra y demuestra, no con el método científico, algo de lo que somos y en lo que estamos. Cierto es que la teoría de la literatura, un saber, quizás aproximativo, del acercamiento a la concepción de lo literario, un subgrupo en definitiva, de las teorías de las artes, generación tras generación nos va arrancando trozos de nosotros mismos, trozos de la realidad, para “expresar algo con nuevas interpretaciones y heurísticas”. Es decir, el texto literario vamos con él desgranando nuevos significados.

Se dice que toda la producción cultural de nuestro autor, ingente e inconmensurable, todavía no ha sido editada en su totalidad, las diversas versiones de un poema, todavía no se ha fijado totalmente. Por lo cual, no solo una o varias palabras de un texto o un poema, podría arrancarnos nuevas significaciones y significantes. Es decir, Juan Ramón no sería un autor del pasado, sino todavía, nos puede y nos debe enseñar algo de lo que somos, algo de lo que es nuestro cerebro-mente-alma. Al fin de cuentas, la mente-cerebro-psique-alma es un mar sin fondo, quizás, de alguna manera sin espacio y tiempo…

En esta serie de artículos que sobre Fundaciones estoy pergeñando, estoy intentando acercarme al misterio de un autor, al misterio y enigma de un ser humano, pero también de la humanidad, también del acto o espiral de la creación-investigación-diseño, al abismo del mar de la creación en ese arte o saber, en definitiva, a la capacidad creativa-interpretativa que todo ser humano tiene y dispone. Lo que sucede es que estos grandes genios, como el que comentamos, diríamos que miran más lejos, miran más dentro de nosotros mismos, quizás, el arte en concreto que realizan o han construido, quizás las palabra o los colores o los conceptos, son secundarios, llegan a un límite, que su “visión va más allá de esas palabras o imágenes o ideas”. Quizás, toda la teoría de la interpretación es darse cuenta de ello y de todo ello…

El tiempo me ha enseñado, que el arte concreto, en el que un autor construye un mundo, sin dejar de tener importancia es secundario, es debido a multitud de factores, no solo internos del sujeto, sino de su época, sociedad, cultura, incluso de la economía en sus movimientos, de modas, de grandes modas estéticas y artísticas, y desde luego del interés y las circunstancias personales y sociales.

Y, desde luego el subgénero que escoge o es escogido, sucede algo similar. Sé que indicar este aserto o juicio o enunciado será muy mal visto por multitud de personas, pero llega un momento, al menos, me admitirán, que sea novela o teatro o prosa o artículo o poesía o fragmentos o aforismos, aunque todo subgénero tiene sus glorias y sus miserias, llega un momento, que el autor se da cuenta, que el género y el subgénero es secundario, lo “esencial es lo que está dentro”. Dicho de otro modo, con cualquier género literario se puede, se podría construir grandes obras maestras en el arte o en las artes, que podrían o deberían perdurar durante siglos…

Es decir, que esperamos, por decirlo de alguna manera, que algún día, aunque este escribiente no lo vea, que alguien, en algún lugar del mundo, se merezca recibir el Premio Nobel, con su producción de artículos periodísticos.

Solo nos queda invitar, a que usted visite, pequeñas casas museos y fundaciones de autores, de este lugar, la península, que es abrasador, rodeado de agua por todas partes menos por una. Que visite esta Fundación y otras, porque quizás, entendería mejor no solo una vida, una visión del mundo y de su tiempo la de este autor u otros, sino también algo más y mejor a usted mismo.

http://articulosperiodisticosjmm.blogspot.com.es        © jmm caminero (17-26 agosto 2020 cr).

Fin artículo 2.228º: “JRJ y la Fundación Casa Zenobia y Juan Ramón Jiménez”.

Print Friendly, PDF & Email