Marenostrum Fuengirola adapta los horarios de sus recintos y habilita espacios para fumadores para cumplir la nueva normativa autonómica

La Terraza y el Castillo Sohail cerrarán todos los días a la una de la madrugada y en los alrededores de ambos espacios se creará un espacio para fumar manteniendo siempre la distancia de seguridad

Los espacios cuentan con gel hidroalcóholico, alfombras desinfectantes, han eliminado el servicio de barras y programan entradas y salidas escalonadas, entre otras medidas preventivas

(Prensa Ayto Fuengirola) Marenostrum Fuengirola adapta los horarios de sus recintos y habilita espacios para fumadores en ambos entornos para que se cumpla con la nueva normativa autonómica en la que se prohíbe el consumo de tabaco siempre que no se pueda cumplir una distancia interpersonal mínima de dos metros.

“La nueva norma varía en apenas unos detalles todas las medidas implementadas en Marenostrum Edición Limitada para que sean unos entornos seguros y, además, no tenemos ningún problema en readaptarlos para tranquilidad de público y trabajadores”, ha indicado el concejal de Cultura Rodrigo Romero, aludiendo a que los espacios en sí ya tenían incorporada la mayoría de las indicaciones que recoge la norma.

“Ahora lo que más afecta es el horario de apertura de la terraza, que no podrá abrir más allá de la una de la madrugada, cuando hasta la fecha estaba abierta hasta las 2 de la madrugada entre semana y hasta las tres los fines de semana”. Esta restricción de horario, como ha recordado el responsable municipal, no afecta a los conciertos, ya que todos los programados este verano acaban antes de la una.

Con respecto a la prohibición de fumar en todos los lugares públicos en los que no se pueda cumplir con la distancia interpersonal de dos metros entre fumadores, también se han planificado novedades. “Para este público vamos a habilitar, tanto en el exterior de las murallas del Castillo, como en la terraza, zonas debidamente señalizadas para que, todo aquel que consuma esta sustancia pueda hacerlo manteniendo además la distancia de seguridad y, después, volver sin problema a ocupar su sitio”, ha anunciado Romero.

Como ha insistido el responsable municipal de Cultura, “estas adaptaciones que hacemos de Marenostrum buscan combinar la actividad cultural y de ocio de la ciudad, con todas las recomendaciones aprobadas por los gobiernos autonómicos y nacional, siguiendo escrupulosamente las medidas higiénico sanitarias, tal y como demuestra, entre otros aspectos, la obtención del certificado ‘Andalucía Segura’ hace ya más de un mes”.

Además, ha recordado que no son éstas las únicas medidas especiales para evitar la propagación del COVID-19 que se han puesto en marcha este año en los recintos: todos los camareros, azafatas, personal de seguridad… llevan mascarilla, usan gel desinfectante y están permanentemente pendientes de que se cumpla toda la normativa higiénico sanitaria; luego el público debe ir con mascarilla todo el tiempo y “sólo se la puede quitar en aquellos momentos en que la ley lo permite, en este caso cuando están consumiendo es cuando se la pueden quitar, el resto del tiempo la gente permanece sentada con su mascarilla; además las distancias se respetan tanto en el castillo como en la terraza, de hecho intentamos que sean incluso más amplias que las recomendadas por el Ministerio”, ha recordado el concejal.

Junto con ello, en todos los accesos al recinto hay alfombras de desinfección; existe un servicio de camareros que se desplazan hasta los asientos de los espectadores, rutas para moverse dentro del recinto a los baños, que son desinfectados en cada uso, así como turnos para realizar las salidas, a fin de garantizar la seguridad de todos los asistentes.

Print Friendly, PDF & Email