ASALH muestra su preocupación por el estado de las cuentas municipales

El equipo de gobierno presenta un plan económico financiero 2020-2021 exigido por el Ministerio de Hacienda del Gobierno de España por incumplir el objetivo de estabilidad presupuestario de 2019 en más de un millón de euros

El plan económico financiero presentado recorta en 1.029.888,73 euros las inversiones del ayuntamiento de Alhaurín el Grande para 2020

ASALH manifiesta su preocupación por el mal estado de las cuentas municipales, la falta de recursos e iniciativas municipales para incentivar la economía local y la importante caída de ingresos prevista por Intervención Municipal

(Nota de prensa de ASALH) El pasado 22 de julio, el equipo de gobierno del Partido Popular presentó, para su aprobación por el Pleno Municipal, un plan económico-financiero para los años 2020-2021. Un documento exigido por el Ministerio de Hacienda del Gobierno de España al Ayuntamiento por una serie de incumplimientos y por el cual las cuentas municipales quedan técnicamente intervenidas por el Estado. En efecto, el pasado mes de abril, la liquidación de las cuentas municipales de 2019 arrojó un lamentable balance, incumpliendo este Ayuntamiento, por una parte, el objetivo de estabilidad presupuestaria en 1.029.888.73 euros, y, por otra parte, el objetivo de la regla de gasto en 140.057,76 euros.

Concretamente, la aprobación de este plan económico financiero supone la reducción del actual presupuesto de 2020 en 1.029.888,73 euros. Recortes que afectan directamente el capítulo de inversiones y se cargan de un plumazo las partidas siguientes: 440.000 euros en desarrollo urbano, 232.198 euros en arreglos de caminos rurales, 350.000 euros en instalaciones deportivas y 7690.73 euros en inversiones inmobiliarias. En total, la supresión de más de 1 millón de euros en inversiones que, además de mejoras importantes para nuestro municipio, hubieran supuesto contratos para empresas y autónomos y puestos de trabajo más necesarios que nunca en las circunstancias actuales.

En este sentido, el secretario general de ASALH y concejal, D. Anthony Bermúdez Beltrón, declaró que: “Alhaurín el Grande afronta en las peores condiciones, y sin apenas margen presupuestario, la gravísima crisis económica y social que estamos viviendo. Y eso no es fruto de la mala suerte o de unas circunstancias muy adversas, sino simple y llanamente de una mala gestión económica del equipo de gobierno. Pues cabe recordar que es la segunda vez que Dª. Antonia Ledesma Sánchez, primero como concejala de hacienda y ahora como alcaldesa, debe presentar un plan económico financiero fruto de su falta de previsión e incompetencia en materia económica”.

Por otra parte, ASALH mostró su preocupación por las previsiones realizadas por la intervención municipal que apuntan hacia una más que probable merma de los ingresos municipales en este año 2020 y, sobre todo en 2021. Una reducción de la capacidad de recaudación del Ayuntamiento que los interventores municipales estiman en más de 2 millones de euros, con las consiguientes tensiones de tesorería que esto puede acarrear y los gravísimos problemas de gestión que puede plantear a corto plazo.

Si bien D. Anthony Bermúdez Beltrón reconoció que parte del sombrío panorama económico que afronta el Ayuntamiento  corresponde a las circunstancias excepcionales que estamos viviendo, también lamentó la incapacidad del equipo de gobierno para asumir sus errores y su virtuosa habilidad para disimular con mentiras, falsas excusas y enemigos exteriores imaginarios su demostrada incompetencia política y económica.

Manifestó al respecto que “todos conocemos las consecuencias económicas y sociales que está teniendo el confinamiento, pero la señora Ledesma no puede afirmar sin pestañear que el aumento en los tiempos de pago a los proveedores o los malos datos de las cuentas municipales en 2019 se deben a que los grupos de la oposición hayan gobernado apenas 15 días o al covid-19. O vendiendo a diestro y siniestro unos superávits que no existen. No es serio y no es ético. De hecho, la situación es tan mala que el 2 de marzo, es decir antes de la declaración del Estado de Alarma, se firmó un crédito por importe de 2 millones de euros en vista, dice el decreto firmado por la Alcaldesa, de las tensiones de liquidez existentes en la tesorería municipal”. Y añadió en este sentido, que “ASALH lleva años avisando al equipo de gobierno del aumento desbocado del gasto en personal y del gasto corriente municipal. Le hemos propuesto el establecimiento del recibo único para aliviar las tensiones de tesorería. Le hemos recomendado que recurra con más regularidad y frecuencia al concurso público para provisión de material y realización de obras, y que cree una central de compras municipal para reducir los gastos municipales. Hemos propuesto la reducción de las asignaciones a los grupos políticos y de las retribuciones de los concejales. A todo ello, la señora Ledesma ha dicho que no. Luego es evidente que no existe voluntad de reformar y que este equipo de gobierno es culpable del estado de las finanzas municipales.

Por último, D. Anthony Bermúdez Beltrón calificó la situación económica del Ayuntamiento  de “mala y preocupante” y animó a la Señora Ledesma a que “en lugar de insultarme de ruin, miserable y mala persona, como así hizo en el último Pleno Municipal, se centre en gobernar de manera responsable nuestro municipio y sacarlo del letargo en el que lo ha metido”.

Print Friendly, PDF & Email