Una sentencia judicial desestima el recurso de Margarita del Cid al archivo de la denuncia interpuesta por el PP a José Ortiz y Maribel Tocón

La portavoz del PP y su tío, Ramón del Cid, intentaron torpedear el refuerzo de servicios de socorrismo por parte del gobierno socialista ante el aumento de víctimas en el litoral malagueño

(Nota de prensa PSOE Torremolinos) La Audiencia Provincial de Málaga ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por Margarita del Cid, portavoz del PP, y su tío, Ramón del Cid, con la decisión judicial de archivar la denuncia interpuesta por los ediles del Partido Popular con la que intentaron torpedear la contratación, por vía de urgencia, de un refuerzo de salvamento y socorrismo realizada por el gobierno del PSOE. La decisión del alcalde de ampliar los recursos en el litoral se debía al aumento significativo de las víctimas en las playas de la provincia por los temporales que años atrás se venían sucediendo en nuestras costas.

El Auto dictado por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Torremolinos acordaba el sobreseimiento y archivo de la denuncia interpuesta por los del Cid, pero en su afán de buscar un castigo judicial contra el gobierno socialista, recurrieron la decisión, y es ahora cuando se ha conocido el pronunciamiento judicial que desestima la apelación “por carecer de relevancia penal”.

Lo curioso es que “estos contratos se venían prorrogando desde legislaturas anteriores, gobernadas por el PP, y que ellos mismos han llevado a juicio aunque eso conlleve poner en duda su propia acción política, pero con un objetivo claro como el de sacar titulares que pusiesen en duda la actual gestión, como ya hiciesen denunciando las propias subvenciones al IBI que ellos mismos daban, y aunque dañase la economía de los vecinos. Para el PP de Margarita del Cid todo vale”, ha manifestado la portavoz socialista, Maribel Tocón.

“La estrategia del Partido Popular, y su portavoz al frente, ha sido la de intentar judicializar la vida política de la localidad, pese a que las decisiones tomadas tuviesen un sentido claro como el de paliar una situación de emergencia que ponía en riesgo la vida de las personas. Poco a poco se van esclareciendo las intenciones de Margarita del Cid de torpedear la acción política del actual gobierno, algo que no puede hacer desde el pleno por falta de argumento.

Margarita del Cid sigue costando dinero a esta ciudad, y eso que no gobierna. “Le volvemos a recordar que costó a las arcas públicas más de 30.000 euros de fondos públicos como indemnización por ser ella misma la instructora de un caso de acoso contra una funcionaria pública, y que puede hacer el abono de dicha cantidad para que no le cueste más dinero a los torremolinenses que ya han sufrido bastante su gestión”.

Print Friendly, PDF & Email